13 errores tipográficos que debes vigilar no cometer

26/04/2021 · Post
errores tipográficos que debemos conocer

Todos podemos cometer errores tipográficos sin darnos cuenta, pero conocerlos nos puede ayudar a evitarlos mejor y a acostumbrar a nuestro ojo a verlos con más facilidad. Ya os presenté anteriormente cómo el diseño gráfico hace uso de una serie de elementos visuales para dar forma al mensaje que estamos buscando transmitir. Hablamos de una técnica o disciplina que abarca mucho más que trabajar tipografía sobre fondo de color. Por otro lado, una correcta elección tipográfica siempre contribuirá a que se integre mejor en nuestra composición final.

La tipografía es un elemento visual que toma gran protagonismo en muchas composiciones, además de sustentar gran parte de la comunicación del mensaje que queremos transmitir. Desafortunadamente, es muy normal que en algunas ocasiones, podamos tener algún imprevisto con la forma de la tipografía o dudas sobre cómo usarla correctamente en diseño gráfico.

Algunos de estos errores pueden llamar mucho la atención, incluso para los ojos menos experimentados. Para garantizar que tu composición gráfica o mensaje se transmite sin ningún tipo de error tipográfico, lo primero que necesitas es reconocer algunos de los errores tipográficos más comunes.

Puedes ayudarte de este artículo y usarlo como una lista para repasar si has seguido un tratamiento correcto con todas tus tipografías.

Lo más importante que debes tener en cuenta, cuando hablamos de tipografías en diseño gráfico, es su legibilidad. El texto y la tipografía debe leerse siempre fácilmente. Mucho de los errores tipográficos que vas a encontrar bajo este artículo, se han incluido en la lista porque atentan contra la legibilidad de nuestros textos.


Índice de contenido

Los 13 errores tipográficos más comunes son:

  1. Ignorar la legibilidad
  2. Descuidar la jerarquía
  3. Ignorar el tracking
  4. Ignorar el interlineado
  5. Descuidar la alineación
  6. Deformar texto en el escalado
  7. Usar muchas tipografías
  8. Usar falsas “itálicas”
  9. Usar mal las mayúsculas
  10. No eliminar las “huérfanas” o “viudas”
  11. Ignorar la personalidad de las tipografías
  12. Combinar mal tipografías
  13. Usar dobles espacios por error

¿Cuáles son los 13 errores tipográficos más comunes?

Vamos a ver todos los errores tipográficos más comunes, uno a uno, para que puedas conocer al detalle por qué se incluyen bajo este listado.

Legibilidad errores tipográficos

1. Ignorar la legibilidad

Me repito y la enumero la primera porque es el error más importante de todos. Si quieres comunicar un mensaje, los espectadores deben ser capaces de leer tu texto sin dificultad. Debemos intentar evitar tomar decisiones estéticas que no ayuden a mantener la lectura de nuestro texto y por tanto a la funcionalidad del diseño.

Los problemas de legibilidad pueden darse de muchas formas. Por ejemplo, una tipografía muy pequeña con el trazo muy fino sobre un fondo oscuro puede ser algo complicada de leer. Otro escenario donde entraría este error tipográfico sería cuando el texto y el fondo no cuentan con suficiente contraste, o cuando los efectos y otros adornos incluidos sobre texto dificultan su lectura.

No dejes de vigilar nunca la legibilidad de tus cuerpos de texto. La tipografía no necesitan llamar especialmente la atención, su función principal es facilitar una lectura del contenido, aunque podamos trabajar por integrarla mejor sobre nuestro diseño. Vigila el interletrado (o tracking) y el interlineado, que mencionaremos más abajo.

Las tipografías con serifa suelen facilitar una mejor lectura de los textos párrafo, ya que sus serifas ayudan a que el ojo se desplace con más agilidad. Si observamos algo más de cerca el lettering, podemos valorar que por mucha estética que contenga nuestro trazo, siempre será necesario que el texto mantenga su funcionalidad. En el lettering debemos encontrar siempre un equilibrio entre forma y función, para garantizar que el texto se puede leer sin dificultad.

jerarquía tipografía errores tipográficos
Ejemplo de jerarquía visual con tipografía

2. Descuidar la Jerarquía

Con Jerarquía nos referimos a cómo se diferencian todos los elementos del texto, para diferenciar bien la importancia de cada parte y contribuir a guiar la lectura del espectador. Cuando no se establece una jerarquía de forma correcta, nuestro diseño se vuelve confuso y los espectadores no saben hacia dónde deben dirigir su mirada primero.

Un ejemplo sencillo de jerarquía podría ser una entradilla de un periódico. Ésta contiene un título, un subtítulo y un párrafo. El título del artículo debería contener la tipografía de mayor tamaño, para favorecer su impacto y que llame la atención primero. El subtítulo debería ser algo más pequeño, y quizás en un estilo más cursivo para favorecer el contraste del título. Y por último, el párrafo o cuerpo de texto debería contar con una tipografía en un tamaño y peso para garantizar una lectura ágil, contribuyendo a que el ojo no se canse.

tracking interletrado errores tipográficos
Vigilar el tracking o espacio entre caracteres también es importante

3. Ignorar el tracking (interletrado)

Vigila siempre el espacio entre los caracteres. Se denomina también interletrado o tracking. Cuando tus caracteres se encuentran demasiado próximos unos con otros, se reduce significativamente la legibilidad, especialmente si trabajas con tipografías de pequeños tamaños. Todo esto contribuye a que tu diseño se muestre como “apelotonado”.

Métele mano al tracking para facilitar la lectura del texto.

Descuidar el interlineado error tipografía
El interlineado debe ajustarse siempre para facilitar la lectura del párrafo

4. Ignorar el interlineado

Esto también se aplica cuando necesitamos determinar el espacio entre las líneas de nuestro texto. El interlineado puede afectar también muy seriamente a la legibilidad. Necesitamos otorgar de espacio a nuestras líneas de texto para garantizar que se lean con facilitad.

No las apelotones demasiado y déjalas respirar.

Evita que el espacio entre las líneas sea demasiado ajustado y tampoco demasiado amplio. Los dos escenarios pueden conseguir que nuestro texto sea difícil de leer. Para que podamos facilitar la lectura debemos escoger una correcta separación entre todas las líneas del texto.

alineación errores tipográficos
El uso de la alineación centrada o justificada para párrafos es un error a corregir

5. Descuidar la alineación

Aquí va un consejo que deberías de poner en práctica. Siempre que te sea posible, evita alinear el texto al centro.

Puede ser muy tentador utilizar la alineación centrada, porque se trata de una alineación simétrica, pero para textos largos esta alineación dificulta mucho la lectura.

Al leer el tipo de alineación centrada, nuestros ojos cuentan con dificultad para captar dónde comienza la siguiente línea de texto. En cambio, la alineación a la izquierda contribuye mucho mejor a facilitar la lectura. Gracias a la alineación izquierda, nuestro ojo forma en el borde izquierdo del texto una línea imaginaria, con la que puede encontrar el inicio de cada línea de texto y mantener la conexión con la lectura del párrafo.

Cuando alineamos un texto debemos ser consistentes. Todo el texto debe estar ordenado de una forma lógica. Evita alinear algunos párrafos a la izquierda y otros a la derecha. Y por favor, evita la alineación justificada. Aunque estéticamente veas todo más ordenado con este tipo de alineación, la diferencia de espacios entre palabras dificulta la legibilidad y el interior da una imagen muy desordenada.

Por lo tanto, no olvides, siempre que puedas utiliza la alineación a un lado para los textos.

deformar texto tipografía en escalado errores tipográficos
Debemos asegurarnos de escalar el texto siempre de forma proporcional

6. Deformar texto en el escalado

Este es un error tipográfico de principiante. Es muy común que se deforme una tipografía para adaptarla a un área o tamaño determinado. El resultado es que el texto se deforma, otorgando a las letras una forma que no deberían de tener.

Existen varias maneras de evitar este problema. La primero, asegúrate de que cada vez que ampliamos o reducimos nuestras tipografías lo hacemos siempre proporcionalmente. Cada programa de diseño cuenta con un atajo de teclado que podemos usar para especificar un escalado uniforme.

Por ejemplo, en programas como Adobe Illustrator o Adobe Photoshop sólo necesitamos dejar presionada la tecla SHIFT mientras arrastramos los delimitadores de las cajas de texto. Otra alternativa para el escalado es ampliar la tipografía directamente desde el valor del tamaño de la fuente.

Usar muchas tipografías confunde lectura legibilidad

7. Usar muchas tipografías

Usar muchas tipografías diferentes puede contribuir a que tu diseño se vea como el de un principiante. Refleja que no se ha meditado la elección de las tipografías o la forma de tu mensaje. No debemos abusar de tipografías diferentes en una misma creatividad. Al usar muchas tipografías podemos llegar a cargar la pieza e interferir una vez más en su legibilidad.

Con dos tipografías como mucho podemos llegar a conseguir un buen diseño sin comernos demasiado la cabeza. Incluso si escogemos una tipografía perteneciente a una gran familia tipográfica como la tipografía Gotham o la Swift, podríamos decantarnos por una sola.

Te recomiendo que te tomes 5 minutos para conocer mi Top 10 tipografías para tus composiciones de diseño gráfico.

8. Usar falsas itálicas

Mucha gente piensa que la tipografía cursiva es simplemente la misma tipografía, pero con cierto grado de inclinación. Nada más lejos de la realidad. La tipografía cursiva es más compleja y se diseña desde cero para esta función.

Vigila los programas que “deforman la tipografía escogida” para adaptarla a itálica, añadiéndole un grado de inclinación. Cuando necesites utilizar una tipografía itálica, escoge en su lugar una que haya sido creada desde cero para ello.

No la deformes en tu creatividad. Normalmente, las familias tipográficas siempre cuentan con fuentes itálicas en varios grosores. Escoge una familia tipográfica completa para evitar limitarte en este punto.

uso de mayúsculas errores tipografía

9. Usar mal las mayúsculas

El uso de las mayúsculas se ha ganado a pulso que lo incluyamos bajo este listado. En los últimos años, desde la llegada de las redes sociales, escribir sólo en mayúsculas para resaltar sentimientos o palabras se ha convertido en un vicio muy recurrido. En un uso algo más informal, las mayúsculas pueden interpretarse como elevar el tono de voz. Evocan agresividad.

Si queremos usar las mayúsculas en nuestras comunicaciones es importante que lo hagamos moderadamente y con un propósito. Por ejemplo, podemos escribir todos nuestros títulos con letras mayúsculas. En cambio, usarlas para cuerpos de texto dificulta mucho la lectura.

Viudas y huérfanas tipografía error

10. No eliminar las “huérfanas” o “viudas”

Un error tipográfico muy común en el diseño gráfico editorial. Cuando hablamos de cuerpos de texto, uno de los errores tipográficos más fáciles de pasar por alto puede ser no hacernos cargo de las huérfanas o viudas.

En la jerga tipográfica se denomina huérfana o viuda a esas palabras o líneas cortas que pueden aparecer por encima o por debajo de una caja de texto, página o párrafo, quedando separadas o aisladas de su contexto.

Cuando nos toque maquetar textos largos y nos topemos con una de estas frases perdidas, necesitaremos corregir el error para evitar que se creen grandes trozos de espacio en blanco interrumpiendo la lectura natural del texto. Para corregirlo, puedes ajustar la longitud de las líneas o hacer uso (con cabeza) del tracking o interletrado.

personalidad tipográfica tipografía error

11. Ignorar la personalidad de las tipografías

Todas las tipografías pueden evocarnos emociones. Por eso, debemos buscar qué tipografía nos ayuda a transmitir mejor nuestro mensaje. No debemos dejar de lado nunca la psicología de la tipografía o psicología tipográfica, ya que la fuente que utilicemos también va a decir mucho sobre nuestro diseño.

Debemos asegurar que el estilo de nuestras fuentes se corresponde con el contenido. Las tipografías pueden tener diferentes personalidades. Pueden ser alegres, serias, informales, elegantes, etc. Si la personalidad de la tipografía no respalda el propósito de tu diseño, podemos generar una desconexión visual y confundir a nuestra audiencia.

Principalmente, para evitar este error debemos hacer uso de nuestro sentido común. Por ejemplo, una invitación para un evento de empresa necesitará una tipografía seria y formal. Por otro lado, a una invitación para un cumpleaños infantil le encaja mejor una tipografía alegre, cercana y divertida.

Combinar tipografías errores tipográficos

12. Combinar mal tipografías

Ademas de limitarnos en el uso de tipografías, es importante que escojamos siempre fuentes que combinen con armonía. Si dos tipografías no combinan correctamente, distraeremos el espectador y desviaremos la atención del contenido. No contribuiremos a que se comunique nuestro mensaje.

Sé bien que combinar tipografías correctamente puede ser un auténtico quebradero de cabeza para algunos. Escoger una tipografía Serif y otra Sans Serif puede ser un buen primer punto de partida. No olvides escoger tipografías que favorezcan más el impacto para titulares, y tipografías más fáciles de leer para tus párrafos o cuerpos de texto.

13. Usar dobles espacios por error

Un último error tipográfico más relacionado con los cuerpos de texto:
No  coloques  espacios  dobles  ,  por  error  o  intencionadamente  ,  al  final  de  cada  oración.

Mucha gente creció aprendiendo a teclear un doble espacio después de cada punto y final. Una práctica completamente innecesaria. Los espacios dobles crean separaciones dentro de un bloque de texto. Esto interrumpe el flujo de lectura natural del párrafo a los lectores. Antes de imprimir o de elaborar la versión final de tu composición, recuerda buscar los dobles espacios y eliminarlos.

Muchos programas de diseño cuentan con las herramientas para localizar y reemplazar los dobles espacios por espacios corrientes y sencillos. Por ejemplo en Adobe Indesign existe una opción de Edición > Buscar y Cambiar.


¡Gracias por leerme! Espero que conocer estos 13 errores tipográficos te ayude a entrenar el ojo para evitar cometerlos en un futuro.

Jaime P. Llasera

Soy Ingeniero informático, diseñador gráfico y desde hace más de 13 años ayudo a otras empresas a trabajar en su identidad corporativa.
YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *