niño aburrido mira por la ventanilla de un tren

Cómo entretener a un niño en un viaje

Los niños están a punto de acabar el curso y en poco más de una semana tendrán todo el día libre para disfrutar del verano y ¡volver locos a los papás y mamás! Para combatir el aburrimiento, sobre todo en los viajes que seguro que haremos este verano con los niños, solo necesitas dos utensilios sencillos: cuaderno y boli.

Agudiza la imaginación y pon en marcha tu memoria. ¿A qué te gustaba jugar de pequeño con un cuaderno y un boli? seguro que se te ocurren muchas cosas, y si no, toma nota de estos 6 juegos para entretener a un niño en un viaje, solo con papel y boli. En tren, en coche o en avión, no importa cómo viajes mientras tengas a mano un puñado de buenas ideas de las de toda la vida. Porque no todo tienen que ser pantallas y aplicaciones digitales.

cuaderno con malla de puntos Imborrable

6 juegos para entretener a un niño con un cuaderno y un boli

  1. El ahorcado. Apto para niños que sepan escribir un poco, que conozcan las palabras y las letras (7-8 años). El ahorcado es un clásico que siempre divierte, es didáctico y además se puede jugar con un simple cuaderno. Puedes empezar con palabras cortas e ir aumentado la dificultad, y no olvides ir dibujando los distintos miembros del monigote (cabeza, un brazo, otro brazo, una pierna…) cada vez que falléis en una letra.
  2. El stop. Para quienes no lo llaméis así, es básicamente la versión casera del juego de mesa `Scattergories´, el de “aceptamos pulpo como animal de compañía”. Y es que muchos años antes de que se comercializara como juego de mesa, algunos pasábamos las tardes de verano en la piscina dibujando una cuadrícula en un cuaderno y decidiendo las distintas categorías: nombres, animales, países, comidas, bebidas, colores… Luego solo había que escoger al azar una letra del abecedario y empezar a rellenar las casillas con palabras. El que primero acaba dice “¡stop!”, de ahí su nombre.
  3. Une los puntos. Este juego sirve para niños más pequeños, porque se trata únicamente de que el peque una los puntos que formarán un dibujo. Como consejo: haz un dibujo a lápiz y coloca puntos en la silueta, a boli, con una pequeña distancia entre sí. Después borra la línea de lápiz y dale el cuaderno al niño para que sea él quien una los puntos y se lleve la sorpresa al final, cuando descubra el dibujo escondido. Los cuadernos Imborrable son perfectos para este juego, gracias a sus páginas con malla de puntos, que te facilitarán la labor.
  4. Los personajes. Escribe en un trozo de papel el nombre de un personaje reconocible para el niño: un dibujo animado, el prota de su peli favorita, su mascota o un familiar cercano; y colócaselo en la frente de manera que él no pueda verlo. El niño tiene que hacer preguntas para adivinar quién es, y tú solo puedes responder “sí” o “no”. Cuando lo adivine, deja que sea él quien escriba su personaje en otro papel y tú lo adivines. Este juego les encanta, comprobado.
  5. Pictionary casero. Si tienes un cuaderno y un boli, puedes jugar al Pictionary. El que dibuja piensa una palabra y tiene que representarla con un dibujo esquemático en el papel, el otro tiene que adivinar de qué se trata en menos de un minuto. ¡Recuerda! no vale escribir letras ni números.
  6. Los barquitos. También conocido como Batalla Naval o Hundir la Flota en su versión juego de mesa, este clásico aún lo disfrutamos los adultos -en secreto-. La malla de puntos de las páginas de los cuadernos Imborrable parece diseñada a propósito para jugar a los barquitos. Consiste en dibujar en el papel un tablero con coordenadas de letras y números. Cada jugador coloca estratégicamente sus barcos en las coordenadas que desee -sin que el otro lo vea, claro!- y el juego consiste en hundir los barcos del contrario tratando de acertar las coordenadas donde se encuentran. Hay barcos que ocupan más de una cuadrícula, por lo que pueden ser solo “tocados” o “hundidos”.

dos modelos de cuaderno para niños de Imborrable

Date una vuelta por la tienda de Imborrable y hazte con un cuaderno o libreta para niños estas vacaciones. ¡No olvidéis llevarlo en la bolsa de mano en vuestros viajes!

 

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *