cuaderno de viaje imborrable

Qué hacer con un cuaderno de viaje

Entramos ya en la recta final del mes de junio y muchos estaréis a punto de comenzar vuestras vacaciones: en una semana, en dos o dentro de un mes. Estaréis ansiosos por emprender ese viaje soñado a un paraíso lejano, a la montaña, a una ciudad desconocida… Sea cual sea tu destino, en la bolsa de mano no te debe faltar un cuaderno de viaje. Es algo muy práctico para recordar todo lo que hiciste en tus vacaciones, sobre todo cuando estés en casa deprimido en mitad del crudo invierno y necesites rememorar aquellos momentos para recargar las pilas; o simplemente tener a mano datos prácticos que le puedan hacer falta a un amigo que vaya a hacer el mismo viaje. Las posibilidades para aprovechar al máximo un cuaderno de viaje son infinitas. Aquí te proponemos algunos usos y te mostramos las libretas más refrescantes para este verano. Bon voyage!

Cosas que se pueden hacer con un cuaderno de viaje

  • Llevar un diario de viaje escrito. Si lo tuyo es escribir, sin duda aprovecharás las vacaciones para hacerlo, y qué mejor forma que relatar tu viaje en orden cronológico. Puedes comenzar contando los preparativos, cómo te sientes y los detalles de cómo y dónde comienza el viaje. Después deberás imponerte la disciplina de escribir un poco cada día, por ejemplo, al final de la jornada, cuando te tumbes relajado con una cerveza en la cama del hotel. Si el viaje es en familia, el cuaderno de viaje puede ser colectivo. Permite que tus hijos escriban también cuando les apetezca, así tendréis distintas versiones de las vacaciones, que podréis releer juntos en cualquier momento. ¡Los ratos de risas están garantizados! Hazte con una libreta colorida y tropical como la Papagayo, que viene con su interior en malla de puntos, para que los peques escriban recto sin problemas. Además, esta actividad les entretendrá en los momentos aburridos.

viaje en avión

  • Hacer un Scrapbook. En realidad es como un diario de viaje, pero más visual y menos literario. Se trata de hacer collages con todo lo que vayas guardando en tus bolsillos en cada jornada: entradas de museos, tickets de restaurantes, postales… El scrapbooking consiste en hacer libros de recortes para personalizar álbumes fotográficos. Como durante el viaje las imágenes que tengas serán digitales, deberás esperar a confeccionar tu scrapbook en su totalidad cuando vuelvas a casa e imprimas las fotos. Durante el viaje puedes ir pegando recuerdos, escribiendo mensajes y dejando espacio para después colocar las fotos. Elige un cuaderno que tenga relación con tu destino, en Imborrable te proponemos un paisaje amarillo, unas cumbres bajo el cielo azul o un atardecer rosado.
  • Utilizar tu cuaderno de viaje como scketchbook. Hay personas a las que les resulta más sencillo contar historias dibujando que escribiendo. Si es tu caso, tu diario de viaje será en ilustraciones. Puedes seguir las mismas pautas que con un diario de viaje, trasladando nuestros consejos a dibujos. Sin embargo, en lugar de rellenar tu cuaderno de viaje al final de la jornada, aquí deberás hacerlo en el momento en que algo te llame la atención y te apetezca dibujarlo: un perro en un parque, una mujer en una cafetería, la torre Eiffel… En imborrable somos fervientes admiradores de los scketchbooks. Anímate a probar una de nuestras nuevas libretas lisas tamaño B5, ¡no te arrepentirás!
  • Crear un cuaderno de notas para una futura novela. Quizás eres escritor o escritora, periodista o aficionado/a a la literatura, y tienes en mente escribir una novela para la que no encuentras inspiración. Si es tu caso, no te dejes en tierra tu cuaderno de viaje, porque puede transformarse en el germen de tu primera obra literaria. Unas vacaciones dan para mucho si prestas la suficiente atención. El tema que buscas está ahí, esperándote en mitad de tu viaje. Ten a mano una libreta donde tomar todas las notas que se te ocurran. Más adelante, cuando te sientes a escribir delante del ordenador, te será muy útil.
  • Llevar un diario de gastos del viaje. Es una utilidad mucho más prosaica que todas las anteriores, pero no por ello menos práctica. Algunos no se relajan con el control del presupuesto ni en vacaciones, así que meter en la maleta un cuaderno donde escribir diariamente lo que se está gastando durante el viaje te ayudará a mantener a raya tu bolsillo, sobre todo si se trata de un viaje de mochilero low cost. ¡Nadie se quiere quedar sin un duro en Vietnam! Más adelante, esos datos son susceptibles de recuperarse para un amigo que quiera realizar el mismo viaje, más aún si has apuntado direcciones y teléfonos de hoteles, restaurantes, etc… Porque, aunque no lo creáis… ¡no todo está en Internet!

 

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

2 comentarios

  1. AETC Cádiz

    ¡Hola!

    Es verdad que llevar un cuaderno de viaje es algo muy práctico y compartimos totalmente contigo la idea que hojearlo en invierno te ayuda a transportarte a esos días de vacaciones y a soñar con un nuevo viaje.

    Muy interesante el artículo :)

    Un saludo.

    1. Rocío Macho

      Rocío Macho Post author

      Gracias! Un agradable revival para las tardes invernales… :)

Responder a AETC Cádiz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *