De las libretas de dibujo al archivo digital

Seguro que alguna vez, mirando una ilustración, te has preguntado cómo hacen los ilustradores para pasar sus obras de las libretas de dibujo al formato digital para ser impresas. ¿Escanean el original tal cual?, ¿retocan con Photoshop?, ¿hacen el dibujo directamente en el ordenador? Ada Sinache, una ilustradora valenciana con 30 años de experiencia nos cuenta cómo lo hace. 

Preguntas que quizás son muy tontas para un ilustrador o un diseñador gráfico, para el común de los mortales, a los no iniciados, nos generan un mar de dudas. Por eso en Imborrable hemos decidido acudir a una fuente experta en el tema, para que nos cuente un poco su proceso creativo.

Las libretas de dibujo, el principio de todo

A pesar de que algunos ilustradores prefieren dibujar directamente con un lápiz digital y una tableta, la mayoría de los casos opta por realizar un boceto inicial en papel. “Lo normal es plasmar en las libretas de dibujo la idea que tienes en la cabeza, en forma de boceto que pasas a tinta y después lo escaneas”, explica Ada Sinache, una ilustradora y diseñadora gráfica de Valencia especializada en libros de texto y cuentos infantiles que ha trabajado para editoriales como Bromera, Anaya, Everest o Vicens-Vives.

“El archivo digitalizado te permite trabajar mejor que el papel, admite infinitas variaciones sin tener que repetir un dibujo entero, ya que se trabaja por capas”, comenta. Dependiendo del trabajo y de las preferencias del dibujante, unas veces se utiliza el Photoshop y otras el Illustrator. lo importante es que el programa te permita el uso de capas de imagen.

De esta forma, las líneas de los contornos del dibujo se suelen hacer a lápiz, repasado con tinta negra, y se le da color mediante ordenador. “Yo combino continuamente las técnicas analógicas con las digitales”, dice Ada, “por ejemplo, escaneo diferentes manchas de acuarela para tenerlas digitalizadas y poder incorporarlas como recurso en distintas ilustraciones”. Esto es muy útil para los fondos o para el estampado de un vestido. Así, ópticamente, parece que está todo realizado en papel porque está trabajado con los mismos efectos.

paleta de acuarelas para ilustración

Trabajar sobre originales

Cuando se realiza una ilustración original en papel completa, es decir, que se le da color con herramientas analógicas como la acuarela, el acrílico o lápices de colores, al escanearla y verla en la pantalla, el autor puede detectar detalles que le gustaría mejorar o matices que quiera añadir. “En ocasiones la percepción de tu trabajo cambia cuando lo ves en la pantalla”, explica la ilustradora, “y gracias a las herramientas digitales puedes permitirte variar lo que desees sin necesidad de repetir el dibujo, esto es una gran ventaja con respecto a cuando yo empecé a trabajar en este mundo”.

Y es que antes de la era digital, el boceto se dibujaba en papel para después colocarlo sobre una mesa de luz, donde se depuraban las imperfecciones. El color se realizaba en acrílico o acuarela y se llevaba el original a la imprenta para que ésta lo reprodujera mediante fotomecánica. No existía el escáner. “Personalmente no me gustan las tintas planas, prefiero las texturas y la combinación de técnicas, por lo que trabajar en digital me facilita lograr el efecto que busco en cada momento”.

libretas de dibujo imitando acuarela

De tanto hablar de dibujo, ¿no os están entrando ganas de haceros con un cuaderno de dibujo y empezar a darle al lápiz? Conoce nuestras libretas B5 con el interior de hojas lisas y utilízalas para tus bocetos en papel y lápiz.

¿Quieres conocer a un artista que hace caligrafía de forma analógica? pincha aquí y adéntrate en el mundo del lettering.

 

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *