Escribir historias

10 Consejos para escribir historias

¿Cómo estás afrontando la rentrée?, ¿con ilusión, con depresión post-vacacional o te resulta indiferente? Para volver a la rutina del invierno con motivación, te proponemos una actividad ilusionante que te saque del tedio diario: escribir una historia. Puede ser uno o varios relatos, una novela corta, la historia de tu familia o una autobiografía. Toma libreta y boli y ponte a trabajar, un ratito todos los días, hasta lograr tu objetivo.

Escribir historias Cuaderno Imborrable

10 Tips para escribir una historia

  1. Mantente alerta. Se acabó ir por el mundo cazando Pokémons. Mira a tu alrededor y también a tu interior. Que no se te escape un detalle o un pensamiento. La idea para tu historia puede surgir en cualquier momento.
  2. Lleva encima un cuaderno. A ser posible de tamaño pequeño, que quepa en un bolsillo y su encuadernación sea flexible y resistente, porque te acompañará allá donde vayas. Prueba nuestros nuevos memos, ¡son ideales!
  3. Escucha. Conviértete en la “vieja del visillo” y cotillea todo lo que puedas las anécdotas de la gente, conversaciones de bar y de autobús, cosas que te cuenten tus amigos, las batallitas del abuelo… saber escuchar es una de las virtudes del buen escritor.
  4. Lee el periódico. Ya se sabe: la realidad siempre supera a la ficción. Muchas novelas negras han surgido de las páginas de sucesos. Tu historia puede estar esperándote en cualquier tabloide. Incluso puedes recortar noticias que te llamen la atención y hacer un álbum de posibles ideas.
  5. Lee libros. leer mantiene ágil la mente y la capacidad de escribir, depura faltas de ortografía y amplía tu vocabulario.
  6. Haz listas de palabras y nombres sugerentes. En un futuro podrían servirte para entremezclarlos y crear algo sólido.
  7. Ponte metas. Un concurso literario, una novela de 100 páginas, enviar tu texto a una editorial, autoeditarlo en Amazon… Si te impones metas que cumplir, te motivarás más.
  8. Escucha música mientras escribas. Tu grupo favorito, música clásica, bandas sonoras de películas… cualquier cosa que te inspire, te suba el ánimo y te haga sentir bien es bueno para enfrentarse a las páginas de una libreta en blanco.

    García Márquez en su rincón de escribir en Barcelona
    Foto: El País
  9. Busca tu rincón fetiche. Todos tenemos uno en casa, un lugar donde nos sentimos especialmente a gusto. Puede ser la cocina, la terraza, debajo de la escalera o hasta el baño. Encuentra tu sitio y escribe siempre en el mismo lugar.
  10. Sé disciplinado. En esto coinciden todos los escritores, la inspiración no viene sola, hay que llamarla echándole horas sentado en la mesa de trabajo. Intenta escribir siempre a la misma hora, dentro de tus posibilidades, y échale unas horas al día, las que puedas. Una, dos o cuatro, pero todos los días, como un trabajo.

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *