8 cafeterías en Madrid para sentarte a escribir

En Analógico estamos siempre animando a nuestros lectores a que se pongan a escribir, y ya hemos publicado unos cuantos posts con consejos sobre cómo escribir una historia, un diario de viaje, cómo organizarte haciendo listas, etc… Pero nunca os hemos recomendado lugares donde sentaros a escribir un rato acompañados de un café humeante. ¡Pues ya va siendo hora! He aquí nuestra breve selección de cafeterías tranquilas, bonitas, inspiradoras y apetecibles para tomar asiento, cuaderno en mano, y dejar volar la creatividad. Están todas en Madrid, porque es la ciudad de Imborrable. Hay muchas más, pero no nos cabían todas. De momento, disfrutad de esta muestra de ocho.

8 cafés madrileños donde escribir tranquilo

cafetería la infinito para escribir

La infinito. En pleno barrio de Lavapiés, uno de los más vivos de la capi, está La infinito, un café que ofrece también tapas a cualquier hora del día, cervezas de importación y ricos brunch. Su aspecto de taberna actualizada es un guiño a los bares de toda la vida del barrio, con sus sillas y mesas de madera, cada una de su padre y de su madre, aderezadas con estanterías recicladas llenas de libros. Ambiente tranquilo y agradable donde sentarse a ver pasar la vida más lenta.

café barbieri, ideal para escribir

Café Barbieri. El Barbieri es uno de esos cafés antiguos y elegantes de Madrid, como lo era el Café Comercial de la Glorieta de Bilbao, recientemente cerrado y que va a volver a abrir en 2017. Una joya que sobrevive a la era Starbucks gracias a una agenda de conciertos y actuaciones que lo mantienen con vida. Merece la pena respirar su esencia castiza.

cafetería-librería Ciudadano Grant para escribir

Ciudadano Grant. Si hay algo que inspire a un escritor a escribir es rodearse de libros. Y eso lo podemos hacer en la librería-café Ciudadano Grant. Una de nuestras favoritas por su selección de volúmenes de arte y cómic, el trato excelente de sus propietarios y el espectacular local donde se encuentra. Pásate a conocerlo, también está en Lavapiés y además, si te has quedado sin cuaderno, puedes adquirir otro Imborrable allí mismo.

la ciudad invisible, café librería para escribir

La Ciudad Invisible. Una librería de viajes que también es cafetería, puede ser el lugar ideal para empezar a escribir un cuaderno de bitácora. El local está presidido por un mural de los grafiteros Bõa Mistura, y exquisitamente diseñado por el estudio de interiorismo Triscaideca. Un lugar acogedor y  realmente inspirador en el Madrid de los Austrias.

Cafeteria Lolina Cafe Malasaña para escribir

Lolina Café. Si existe un espacio que se ajuste a la definición de “acogedor”, ése es el Lolina. Una antigua tienda de ultramarinos en el barrio de Malasaña acoge este café, que bien podría ser el salón de tu casa. A ciertas horas está hasta arriba, pero en momentos puntuales, entre semana, puedes encontrarlo medio vacío y sentarte en uno de sus sofás de “abuela”, o en una butaca junto a la ventana, y disfrutar de sus tartas caseras mientras escribes, quizás, el comienzo de una gran historia.

el café de la luz en Madrid

Café de la luz. Seguimos con este café, un poco enganchados al look de la salita de la abuela. Por no faltarle, al Café de la Luz no le falta ni la chimenea. Un lujo para el largo invierno madrileño, poder sentarte a escribir en una mesa junto al fuego… ¡en una cafetería!

cafeteria-madrid_0003_federal_cafe_madrid_6494_1800x1200

Federal. El café Federal es uno de esos sitios a los que uno vuelve solo más de una vez. Muy luminoso, gracias a sus grandes cristaleras a la calle, visualmente es sencillo y limpio, por lo que invita a la concentración, es decir, a escribir o leer tranquilo. Además, está en la zona de Conde Duque -que nos encanta-, un lugar perfecto para perderse dando un paseo pre o post café en las tardes otoñales.

Librería 8 y Medio Madrid

Ocho y Medio. Si eres aficionado al cine, como lo somos nosotros, es casi un delito que no hayas ido al Ocho y Medio, una librería-café, bastión del buen cine, que se encuentra frente a los míticos cines Alphaville. La única sala donde seguían en cartelera pelis como Clerks, la ópera prima de Kevin Smith, hasta diez años después de su estreno. Pues bien, el Ocho y Medio era y es punto de encuentro obligado para sentarse a comentar la película o, si has ido solo al cine, a escribir aquello que se te pase por la cabeza, rodeado de carteles y libros del séptimo arte.

¿Te ha gustado esta selección de locales? Entonces pincha aquí para conocer otras sugerencias de Madrid en nuestro blog.

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Un comentario

  1. Beatriz

    ¡Muy buena selección! Una lee esto y siente unas ganas irrefrenables de pegar un salto a Madrid. Viviendo en otra ciudad, esto es genial para la imaginación, aunque no tanto para el bolsillo… Tomamos nota para cuando se dé la oportunidad. La visita al Ocho y Medio será la primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *