Bob Dylan escritor

Cuadernos para músicos que son Premio Nobel

¿Eres músico? ¿compones? Entonces es posible que compres a menudo cuadernos para músicos. Esos cuyas páginas llevan ya dibujadas las líneas del pentagrama. Sin embargo, ese tipo de libretas de música no sirven para escribir poemas que después convertirás en letras de canciones con tu guitarra, como lo lleva haciendo cincuenta años Bob Dylan, el flamante y polémico Premio Nobel de Literatura 2016. ¿Nos ambientamos un poco? ¡dadle caña a la harmónica!

Bob Dylan escritor

Cuadernos para músicos como Dylan

A veces, me gusta imaginar a los escritores y músicos escribiendo compulsivamente en una libreta raída por el tiempo y el uso. Sentados en un escritorio en su casa, fumando como carreteros mientras vuelcan esa inspiración, en ocasiones tan efímera, que les acaba de asaltar.

Seguro que Bob Dylan es uno de ellos y seguro, también, que no utiliza cuadernos para músicos al uso, o no sólo de éstos. Porque Dylan es, ante todo, un poeta, un trovador moderno o, como demuestra ese premio Nobel de Litertura: es un escritor. Y como tal, estamos seguros de que escribe en libretas donde, quizás, también componga, en una suerte de collage de letras y sinfonías que muchos daríamos lo que fuera por tener en nuestras manos. Y vamos más allá… ¿Imagináis a Bob Dylan con escribiendo en un cuaderno Imborrable? Como la imaginación no tiene límites, vamos a ello…

Bob Dylan escritor

5 cuadernos Imborrable que escogería Bob Dylan

Hemos osado ponernos en la piel del maestro para escoger los cinco cuadernos del catálogo de Imborrable que podrían gustarle. Igual le pedimos a la Academia sueca que le entreguen uno junto con el premio el próximo mes de diciembre en Oslo. Molaría, ¿eh?

  • Roble. Este modelo de la colección de portadas de madera nos parece el más adecuado para el músico estadounidense. Es robusto, sabio, vivido… Y encarna a la perfección las raíces del folk americano.
  • Serpiente. No hay rockero que se precie que no tenga en su armario unas botas de piel de serpiente. Con la punta afilada, por supuesto.
  • Mälmo. Creemos que este cuaderno de la colección Arty es un excelente candidato a entrar en la categoría de cuadernos para músicos. Dibujos desordenados, abocetados, caos de ideas y cultura pop en una portada muy rockera.
  • Ojo. Un B5 súper inspirador. Una mirada, de mujer para más inri, a la que alguien como Dylan no podría resisitrse.
  • Neón. La puerta de un “tugurio” en una ciudad cualquiera. Unos shots de Whiskey tras un desengaño, y salir tambaleante por una puerta como esa. ¿Es o no un símbolo de la música popular americana?

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *