Mickey Mouse Betty Boop Popeye Dibujos de los años 30

Los cartoons de los años 30, Mickey VS. Betty Boop

Todos recordamos aquel primitivo Mickey Mouse en blanco y negro, vestido de maquinista echando carbón a una máquina de vapor. Eran los años 30, la era dorada de los dibujos animados, los cartoons americanos que comenzaban a cobrar protagonismo en el mundo del cine, y que se han convertido en clásicos. Su influencia se percibe en varios ilustradores actuales, asociados al movimiento Lowbrow, como Cote Escrivá. Te invitamos a un paseo por los cartoons de los años 30. Cuando la genialidad de los dibujantes comenzaba a cobrar vida en la gran pantalla.

Los dibujos animados nacieron antes incluso que el cine. Su antecedente era el zootropo, un aparato que lograba proyectar imágenes en movimiento. Sin embargo, no fue hasta 1914 cuando los cortos de animación se hicieron populares a nivel mundial, de la mano de Félix the Cat, de Otto Messmer. Pero si hay un personaje por excelencia en el que pensamos si nos referimos a los cartoons de los años 30, ése es Betty Boop.

Hermanos Fleischer Betty Boop Cartoons de los años 30

Betty Boop, la reina de los cartoons de los años 30

Los hermanos austríacos Max y Dave Fleischer crearon algunos de los cartoons de los años 30 más populares, y supusieron una fuerte competencia para los estudios de Walt Disney. Ellos crearon, por ejemplo, al payaso Koko (1920-39) y al personaje femenino más seductor del mundo animado hasta la llegada de Jessica Rabbit: Betty Boop (1930-39). Esta mujer de dibujos se inspiraba en la cantante Helen Kane, autora e intérprete del tema I Wanna be Loved for You, al que más tarde daría fama estratosférica Marilyn Monroe.

Betty Boop constituyó el primer cartoon que representaba a una chica “flapper”, como se conocía a las mujeres liberadas de los locos años 20. Aquellas que vestían faldas cortas, no llevaban corsé y se peinaban estilo “bob” (el corte de pelo de Betty Boop, ni más ni menos). Aunque en un principio Betty era un caniche con orejas lanudas, sus creadores la rediseñaron en los años 30 para convertirla en una mujer. Aparecía en la serie Talkartoon, pero ya en 1932 ésta cambió su nombre por el de Betty Boop Cartoons.

Dibujos Popeye el Marino Hermanos Fleischer

Popeye el marino soy…

Mientras Disney andaba produciendo sus primeros cortos de animación con Mickey Mouse, y preparaba su primer largometraje, Blancanieves (1937); los hermanos Fleischer diseñaron su cartoon más duradero en las salas de cine: Popeye (1930-1947). Fue creado originalmente por E.C. Segar para anunciar espinacas. Pero los Fleischer incorporaron la tecnología del rotoscopio, un aparato que permitía calcar personajes animados sobre personajes reales proyectados. Por si no lo sabíais, su nombre proviene de la expresión en inglés “pop-eye”, ojo saltón. Lo que nunca se reveló en la serie es cómo perdió el otro ojo.

No obstante, los años 30 y principios de los 40 estuvieron mayormente dominados por Walt Disney. Desde las películas iniciales del ratón Mickey hasta la primera película sonora Steamboat Willie, en 1928. Un clásico imprescindible de los cartoons de los años 30. Los estudios Disney se situaron a la cabeza de las productoras de animación, desarrollando en estos años los inmortales personajes que rodean a Mickey: Pluto y Donald. Además, la primera película de animación en color corresponde también a Disney, se llamó Flowers and Trees (1932), y fue pionera en utilizar el Technicolor. Aquí podéis verla completa. Dura 7 minutos y medio. ¡Una eternidad para el cine de animación primitivo!

Conoce a una ilustradora clave en la historia de los estudios Disney

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *