Rotuladores Sharpies de Colores

Un fetiche inconfesable: los rotuladores Sharpie

A ti también te ha pasado, ¡confiésalo! Cada vez que un amigo tuyo viaja a Estados Unidos le encargas que te compre toneladas de rotuladores Sharpie. Esos permanentes de punta fina que escriben tan bien, tienen tantos colores y, lo que resulta más inconfesable de todo… ¡huelen tan bien! Aquí va nuestra oda a los sharpies, un producto de papelería que seguro que alguna vez has visto, pero no te has fijado, por el que diseñadores, ilustradores, dibujantes de cómics y aficionados de todo el mundo sienten auténtica devoción.

Rotuladores Sharpies de colores. Rotuladores permanentes neón.
Rotuladores Sharpie. Colección Neón.

¿Qué son los rotuladores Sharpie y para qué sirven?

Los Sharpie son los rotuladores definitivos porque sirven para casi todo. Son permanentes en prácticamente todas las superficies: te sirven para escribir en un CD, pintar mandalas, firmar un balón o marcar la ropa de la guardería de tu hijo (aunque no recomiendan escribir con ellos en tela, ya que la tinta puede desteñir con los lavados). El clásico es el negro de punta fina, pero también los hay en colores, metalizados y con la punta ultrafina o incluso retráctil.

Sus tres características principales son:

  1. Son resistentes al agua
  2. Se secan rápidamente
  3. No son tóxicos. Lo cual es un alivio, porque uno de sus atractivos ¡es lo bien que huelen!
Rotuladores Fucsia, Rosa y Amarillo. Rotuladores Sharpies de colores. Rotuladores permanentes neón.
Rotuladores Sharpie. Fucsia y Amarillo Neón.

¿Y qué hace la gente con un Sharpie?

Para descubrir muchas cosas que se pueden hacer con los rotuladores Sharpie, y coger ideas, te recomendamos que te des un paseo por Pinterest, esa inagotable fuente de inspiración. También en Instagram nos animan a hacer cosas con los Sharpies, no te pierdas esta cuenta. Y si quieres algunas sugerencias, aquí te dejamos las nuestras:

  • Pintar mandalas. Se recomiendan para que los niños aprendan a colorear sin salirse, pero también son buenos para fomentar la concentración y relajación en ancianos y enfermos. Hay una verdadera pasión por los mandalas en la Red, y también se relaciona mucho con los Sharpies de colores.
  • Llevar un Bullet Journal. Tenemos prometido extendernos con un post dedicado solo a este tema. El método organizativo analógico que está rompiendo todas las estadísticas en el mundo entero. Si te aficionas al BJ, ¡necesitarás un montón de Sharpies de punta fina!
  • Personalizar tus mugs. ¿Harto de ver las tazas de Mr. Maravilloso por todas partes? tranquilo, hazte con tazas lisas y un Sharpie y, si tienes gracia dibujando, o se te da bien el lettering (echa un vistazo a esta entrevista a un leterista); puedes hacer tus propias tazas de desayuno con mensaje, para ti o para regalar a tus amigos.
  • Diseñar tu propia funda para el Smartphone. En realidad, los Sharpies sirven para customizar lo que te dé la gana. Una de esas cosas puede ser la funda rígida de tu teléfono, da rienda suelta a tu creatividad y olvídate de esas fundas cursilonas con fresitas.
  • Dibujar, dibujar, dibujar… Cuando los pruebes, te harás adicto a dibujar con ellos. Si eres ilustrador, están seguro en tu mesa de trabajo, y si solo dibujas por afición o para relajarte, descubrirás que es el rotulador perfecto. O al menos, a nosotros, ¡nos flipan!

 

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *