Hazul Graffiti Oporto

Hazul, el grafitero de Oporto

Si alguna vez visitas la ciudad portuguesa de Oporto, no dejes de fijarte en sus muros y fachadas derruidas, porque es en esos rincones abandonados por el tiempo donde encontrarás peces, medusas o aves que parecen serpientes. Son los grafitis de Hazul. Un grafitero cuyo carácter es la antítesis de Banksy. Hazul concede entrevistas, se prodiga en las redes sociales y habla por los codos de su arte urbano. Aunque, como el artista británico, no muestra su cara ni su verdadero nombre.

Hazul Graffitero Graffiti Oporto Portugal Porto

¿Quién es Hazul?

Hazul es un grafitero autodidacta cuyo estudio se encuentra en un viejo edificio del centro de Oporto, en la zona de la Baixa. Su estilo está a caballo entre el lettering clásico, la escritura árabe y las formas de la naturaleza. Pinta en lugares abandonados para hacerlos más bellos, y tiene una lista en su teléfono móvil de los sitios donde saldrá a pintar cada noche de forma clandestina. Tiene 35 años y lleva pintando las calles desde 1997.

A pesar de que su obra se haya mayormente repartida por Oporto, también podemos encontrar su firma en Matosinhos, Estarreja, Alfândega da Fé, las Azores, Loures e incluso en Paris. Comenzó con las letras de grafiti, pero pronto pasó a dibujar con su spray formas abstractas. Como explica en una entrevista concedida al periódico portugués Diário de Notícias: “Prefiero pintar cosas no agresivas, que no tengan connotaciones negativas. No consigo pintar nada que me provoque rabia”. Y sigue: “en una sociedad bombardeada por la negatividad, lo revolucionario es transmitir armonía“.

Hazul Graffitero Graffiti Oporto Portugal Porto

Un activista del arte callejero

En 2013 Hazul se encontró con la brigada anti-grafiti borrando una de sus obras, y comenzó a fotografiarles. Ellos le preguntaron si trabajaba para la televisión, pero él no respondió, solo colgó la foto en su facebook. E hizo estallar la polémica. ¿Limpiar o no limpiar los grafitis? ¿Arte o vandalismo? Los medios comenzaron a llamarle para comentar el asunto y avivar el debate. Él defendía siempre lo mismo: limpiar, pero con un objetivo. Limpiar una pintura para rehabilitar un espacio, sí. Borrar una obra de un lugar abandonado para que continúe en el mismo estado de abandono, no.

Hazul Graffitero Graffiti Oporto Portugal Porto

Hazul Graffitero Graffiti Oporto Portugal Porto

Hazul Graffitero Graffiti Oporto Portugal Porto

Tras esta polémica y su repercusión en las redes, Hazul se hizo tan conocido que pudo dejar sus dos “mini-jobs” para dedicarse a tiempo completo a pintar. Se le abrieron las puertas de las galerías de Oporto, realizó exposiciones individuales e incluso tuvo encargos del propio ayuntamiento de la ciudad. El mismo que antes borraba sus grafitis.

En 2015 imprimió un mapa de la ciudad con 56 de sus obras. Un desplegable, 500 ejemplares gratuitos disponibles en algunos espacios como cooperativas y galerías de arte. Una ruta que incluye el Passeio das Virtudes, la Rua da Vitória o la Rua da Madeira, entre otras tantas calles de Oporto y Matosinhos.

Conoce Valencia y su arte urbano

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *