Cuaderno Arty Miriam Persand e Imborrable

Miriam Persand: “Mis referencias a la cultura pop son como una broma privada entre tú y yo”

Nació en Madrid y, aunque trabaja como diseñadora gráfica -“para comer” como ella dice-, esta ilustradora tiene alma de dibujante de cómic. Ha trabajado para Diesel, Bugaboo, Nickelodeon o Lenovo, y recientemente se ha establecido por su cuenta -y riesgo- como freelance. Activa en la lucha por reivindicar a la mujer en las disciplinas artísticas, busca la complicidad de quienes ven sus dibujos a través de pequeños detalles que hacen referencia a la cultura pop de su generación. Es fan de los Cuadernos Arty de Imborrable y acaba de ilustrarnos dos portadas. ¿Quieres conocer mejor a Miriam Persand?

Cuaderno Miriam Persand Imborrable
Cuaderno ilustrado por Miriam Persand para Imborrable

Iconografía pop, ciencia ficción y personajes sacados de un colorido mundo onírico. No podemos decir que las ilustraciones de Miriam Persand sean muy convencionales… ¿Qué cosas te inspiran a la hora de dibujar?
Me encanta meter detalles de mis referencias de cultura pop en las ilustraciones (siempre que el tipo de trabajo lo permita). Es una manera de establecer una complicidad con quien ve mis trabajos. Muchas veces son detalles, pueden pasar desapercibidos; pero si los ves, es como una pequeña broma privada entre tú y yo.

Voy cambiando de influencias según voy descubriendo movimientos artísticos. Soy muy de “hincharme” a referencias. Por ejemplo, no me vale ver una película de John Waters, tengo que verlas todas, lo más seguidas posible, y así con todo. Ahora mismo me interesa mucho la arquitectura, estilos tan dispares entre sí como el brutalismo o el googie, así como las maneras de vivir los espacios arquitectónicos. Hace un año estuve en la Bienal de Berlín y desde entonces no he levantado cabeza. Ando obsesionada con la era post-digital y la deep web.

Cuaderno Miriam Persand Imborrable
Cuaderno ilustrado por Miriam Persand para Imborrable

¿Cuáles dirías que son tus influencias? ¿Y tus artistas fetiche?
Creo que tengo influencia constante de todo, así que es un poco complicado acotarlo. A nivel nacional admiro mucho el trabajo de Ana Galvañ, además de ser una gran profesional, es buena amiga y consejera. A nivel internacional, me fascina el trabajo de Hannah K. Lee, y su manera tan elegante y natural de combinar ilustración y lettering. La filosofía de Jessica Hische, cuando me pierdo me pongo alguna de sus charlas. También me fascina la exuberante naturaleza en los dibujos de Micah Lidberg. De todas maneras, cada proyecto nuevo me lleva a descubrir o a pensar en artistas cuya obra pueda aportarle algo al proyecto. Así, mis influencias crecen cada día.

¿Cuáles son los colores que más utilizas y qué técnica prefieres para dibujar?
Me encantan las paletas con combinaciones locas. Dependiendo del proyecto y de mi estado de ánimo, me gusta usar unos colores u otros, aunque principalmente me muevo con colores vivos. Cuando es algo personal, me encanta dibujar con Posca. El color que queda me enamora.

Miriam Persand: “Al principio contemplaba la ilustración como un hobby, hasta que empezaron a llegar encargos”

Ilustración tropical de Miriam Persand

Como estudio de diseño especializado en productos de papel, nos interesa conocer especialmente ¿qué parte de tu trabajo como ilustradora realizas en papel y cuál en digital? ¿cómo es el desarrollo del proceso creativo en tu caso?
Llevo un cuaderno a todas partes, porque nunca sabes cuándo te va a venir una idea loca que tienes que apuntar. Últimamente he estado viajando bastante y para los trayectos ha sido un compañero imprescindible. Suelo apuntar en mi cuaderno todas las ideas que quiero transmitir, miro paletas de color en otras ilustraciones que haya hecho y que puedan ir acorde con el trabajo, hago un boceto, lo paso al Photoshop y le doy con la Wacom. Pero la primera parte es siempre muy verbal.

¿Cuándo decidiste que te dedicarías a ser ilustradora? ¿era tu profesión soñada de niña?
De pequeña lo que quería ser era inventora, y un poco más adelante diseñadora de coches. Luego la cosa se torció no sé cómo, y acabé estudiando Filosofía. Aunque, a pesar de ser una carrera muy interesante, me di cuenta de que no era lo mío y acabé haciendo diseño gráfico, profesión que ejerzo a día de hoy y que me suele dar más de comer. La ilustración siempre estuvo ahí, pero la contemplaba más como un hobby, hasta que empezaron a llegar los encargos.

¿Recuerdas cuál fue tu primer encargo “en serio” como profesional?
Mi primera ilustración publicada fue para una edición de tarjetas de navidad de Médicos del Mundo, cuando estaba estudiando diseño gráfico. Creí que nunca llegaría el día en que vería una obra mía producida en una gran tirada y casi lloro de emoción.

“No hay más que ir en el metro de Londres para ver que en sus campañas utilizan siempre ilustradores de primera línea”

Cómics, publicidad, identidad visual… ¿con qué tipo de trabajos disfruta más Miriam Persand?
Mi idea es pasármelo pipa con todos los encargos que me entran. Siempre busco la complicidad con el cliente para construir el proyecto en conjunto. Disfruté mucho por ejemplo haciendo la identidad de la cafetería-tostador de unos amigos, Hola Coffee. Igual que me ha resultado muy divertido hacer los cuadernos para Imborrable, o haciendo mi pequeña historieta para el recopilatorio de historietas “Teen Wolf” editado por Tik-Tok cómics y Fosfatina. Podría decirse que lo que más me divierte de cada proyecto es el elemento humano que hay detrás, el trabajo en equipo, así nunca me siento sola cuando estoy frente al ordenador trabajando.

¿Crees que en nuestro país se valora los suficiente el trabajo de los diseñadores e ilustradores?
¡Qué va! Por poner un ejemplo, puedo comparar mis experiencias laborales en Madrid con las que viví en Brighton cuando pasé allí dos años trabajando. El respeto a las profesiones creativas allí está mucho más cuidado, por no hablar de los sueldos. No hay más que ir en el metro de Londres para ver que en sus campañas utilizan siempre ilustradores de primera línea y que están en activo, como Malika Favre, Adrian Johnson o McBess.

Aquí cada vez se ve que se apuesta más por la calidad y por ilustradores consagrados, pero siguen existiendo los infames concursos de cartelería de las fiestas de los ayuntamientos, por poner un ejemplo. Eso denota un desprecio a la profesión desde la base. Con la cantidad de artistas increíbles que han salido de este país y sigue la mentalidad de “mi sobrino de 4 años puede hacer eso”. Por suerte, a día de hoy Internet nos permite unir fuerzas y construir redes de colaboración a nivel nacional e internacional, y las asociaciones entre colectivos están cobrando fuerza y trabajando duro por un futuro mejor.

“La sociedad necesita historias nuevas, no siempre los mismos personajes”

Cada vez hay más ilustradoras que destacan, y más novelas gráficas hechas por mujeres -tú misma has participado en varias antologías- ¿Se puede hablar de un movimiento o una generación de ilustración femenina en España hoy en día?
Siempre ha habido mujeres ilustradoras, artistas, mujeres creando en todos los ámbitos, si bien es cierto que nos ha sido mucho más complicado acceder al público y hay muchas autoras que han quedado en la oscuridad a lo largo del tiempo. Creo que ahora, simplemente, se están creando redes de autoras y se está reivindicando más nuestra posición en la sociedad. Este es un problema estructural, y no sólo se está debatiendo aquí, también en otras artes como el cine, la música o la literatura. Y a nivel global en política, ciencia… Este debate lo es todo. Pero espero que no sea una moda y tanto mujeres como las minorías puedan tener la representación que merecen, porque la sociedad necesita historias nuevas, no siempre los mismos personajes. Es como si tuviéramos una paleta enorme y usáramos solo el gris.

¿Es una utopía tratar de vivir de tu arte?
¡Espero que no! Aunque por el momento no he conseguido sobrevivir solo de ilustración, el diseño es lo que me da de comer. Pero bueno, llevo poquito tiempo por mi cuenta.

“Seguimos teniendo esa mentalidad de: mi sobrino de 4 años puede hacer eso

Miriam Persand Lobos Astronautas

Cuéntanos el trabajo del que Miriam Persand se siente más orgullosa a día de hoy
Son los flyers para la sala Siroco de Madrid. Durante casi 6 años he hecho una ilustración al mes para la mítica sala de conciertos y club, exprimiéndome en cada una de ellas para que fuera diferente. Me han servido para aprender, explorar y mostrar al mundo lo que puedo hacer.

¿Qué te parece la colección de Cuadernos Arty de Imborrable?
¡Pues una maravilla! Tengo uno de Juan Diaz-Faes y lo llevo a todas partes.

Lee aquí la entrevista que le hicimos a Juan Díaz-Faes

¿Qué proyecto tiene Miriam Persand en marcha ahora mismo?
Ahora mismo mi proyecto es embarcarme en la aventura del freelancismo, que no es poco. Ser mi propia jefa es un reto desconocido para mí, pero le estoy cogiendo el gustillo. En cuanto me establezca, quiero terminar un cómic de historietas que tengo abandonado en otro cuaderno.

Atraco verbal a Miriam Persand

Un personaje de dibujos animados: Sailor Júpiter
Un ilustrador: Lisa Hanawalt
Un objeto cotidiano: Mi Aeropress, viaja siempre conmigo.
Un lugar para vivir: Chicago (¡sin Trump!). Si no, Madrid siempre está ahí
Tu profesión frustrada: Diseñadora de automóviles.
Un proyecto pendiente: Un cómic, siempre un cómic.

Tu cuaderno Arty favorito: El de Laura Pérez me ha parecido maravilloso.

Cuaderno Arty Imborrable y Miriam Persand (Miriam Muñoz)
Cuaderno Arty de Imborrable ilustrado por Miriam Muñoz. Cuaderno DIN A5 de 144 páginas. Malla de puntos.

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *