El Material de Papeleria me pone

El material de papelería “me pone”

Llamadme friki, pero que tire la primera piedra el que nunca haya babeado en una tienda ante una estantería de material de papelería repleta de cuadernos, bolis y lápices. Sabíamos que lo padecíamos, pero ahora sabemos su nombre: Stationary Fetish. Y lo puedo decir bien alto porque sé que no estoy sola, ¡soy fetichista de papelería!

El fetichismo por el material de papelería existe

Imagina una escena: has ido a una gran superficie en plan Carrefour o Alcampo, incluso El Corte Inglés, a hacer la compra. Vas distraído paseando con tu carrito cuando, de repente y sin saber cómo, te encuentras con el pasillo de material de papelería que, para más inri, está en pleno apogeo por la “vuelta al cole”. Miles de bolígrafos de todos los colores te llaman desde sus blisters; cuadernos y agendas de tamaños y formatos diferentes te invitan a pasar los dedos por sus páginas, y meter la nariz para aspirar la cola que las une; las plumas más bonitas te asaltan a tu paso y no puedes salir de allí. Te has quedado completamente atrapado y extasiado. Y es que te lo llevarías todo a casa para nadar en material de papelería o escolar recién estrenado.

Pues bien, ese trastorno erótico-festivo, esa relación carnal con los accesorios de papelería, se llama Stationary Fetish, y es un fetiche como para otros lo son los zapatos de tacón o las medias de rejilla. Un fetiche que provoca un efecto conocido como ASMR (Autonomous Sensory Meridian Response), el fenómeno biológico que se caracteriza por una placentera sensación de calidez y relajación, y que en ocasiones puede estar acompañado de hormigueo en la cabeza, cuero cabelludo o regiones periféricas del cuerpo, como respuesta a varios estímulos visuales y auditivos. Una locura que se ha desatado en youtube y que también se denomina “orgasmo cerebral“.

El Material de Papeleria me pone
PaperSmiths Store – Londres, Reino Unido

4 Claves que potencian el Stationary Fetish

  1. El olor a papelería. Es uno de los motivos más importantes por los que la gente siente esa atracción sensorial hacia en material de papelería. La mezcla del olor a papel, a tinta, a cola, a rotuladores, a goma de borrar y a madera de lápiz. Un aroma indescriptible que donde mejor se huele es en las papelerías antiguas, y que nos retrotrae a los comienzos de cada curso cuando éramos niños. A la emoción de estrenar material escolar.
  2. La estética de los objetos. El material de oficna y papelería ofrece estímulos visuales irresistibles, ya que tiene un diseño muy cuidado, pensado para atraer y enamorar.
  3. El orden de las cosas. En una papelería las cosas están ordenadas cuidadosamente, cada una en su lugar y sección, por colores y tamaños. Ese orden es muy reconfortante y relajante para quien lo observa.
  4. El tacto. El material de papelería estimula los 5 sentidos, y entre ellos, el tacto es primordial. El papel tiene distintas texturas e invita a ser tocado: suave, satinado, rugoso… Las estrías de los lápices de colores, la forma ergonómica de los bolígrafos o la forma en que fluye la tinta al rozar la hoja, son un deleite para el tacto.

¿Y tú? ¿Eres un fetichista de la papelería? ¡Pues no has visto nada! Pincha aquí para leer más posts sobre este mundo irresistible.

 

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

3 comentarios

  1. Laura

    Me identifico tanto contigo!!! Y desde bien pequeña además! jajajaja

    1. Rocío Macho

      Rocío Macho Post author

      Es curioso, ¡le pasa a mucha gente!

  2. Sandra Ruíz

    Algo que nunca me había parado a pensar! Pero es un cruda verdad (risas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *