Osamu Tekuza

Osamu Tekuza, el hombre que le puso los ojos grandes a Japón

89 años habría cumplido en noviembre Osamu Tekuza, más conocido en el mundo del cómic como el padre del manga. Creador de la serie Astro Boy, el niño robot, sin Tekuza no existiría el manga ni el anime tal y como lo conocemos hoy en día. Repasamos la vida y obra de este japonés tranquilo cuyas técnicas influyeron de manera decisiva en la animación de su país. Por algo allí le llaman manga no kamisama (dios del manga). ¡Dale al play para ambientarte un poco en el universo japo!

Prolífico como pocos, nació en los albores de los años 30, por lo que podéis imaginar que su infancia en plena Segunda Guerra Mundial no fue un camino de rosas, sin embargo, Osamu Tezuka siempre fue un apasionado del género de la animación, y empezó a dibujar muy joven. De hecho, publicó su primera obra a los 20 años: La nueva Isla del Tesoro (en japonés Shin Takajima), que trataba el tema de la bomba de Hiroshima y Nagasaki desde una óptica fantástica. Y es que, marcado como estaba por la guerra, en sus personajes y argumentos siempre trataba de transmitir un mensaje de optimismo a la humanidad.

Astro Boy de Osamu Tekuza
Astro Boy de Osamu Tekuza

Manga no kamisama. El dios del manga

Osamu Tezuka realizó alrededor de 400 mangas en apenas 35 años de trabajo, ya que falleció a los 60 víctima de un cáncer. ¿Y cómo logró semejante hazaña? pues porque manejaba el guión de varias historias de forma simultánea, en un corto espacio de tiempo. Así, ilustró más de 150.000 páginas, y realizó más de 60 producciones animadas.

Su estilo sentó las bases sobre las que se asienta el manga contemporáneo. Y él, a su vez, se inspiró en los grandes autores de postguerra, imbuido en la influencia de la cultura norteamericana que invadió Japón: Walt Disney y los hermanos Fleischer, de quienes tomó prestados un par recursos que aún hoy están vigentes en el manga:

  • Las figuras estilizadas, como La Princesa Caballero (serie anime que echaron en Tele 5 en los 90 bajo el nombre “Las aventuras de Chopy y la Princesa).
  • La mirada brillante. Uno de los aspectos icónicos del dibujo manga: los ojos grandes y expresivos, como los de Mickey Mouse o el personaje más importante de la carrera de Osamu Tekuza, Astro Boy.

Si eres fan de los ojos grandes y brillantes del manga, te gustará el cuaderno de La Pendeja

Astro Boy, la obra cumbre de Osamu Tekuza

Si hay una serie anime que marcase la carrera de Tekuza, esa es Astro Boy. Emitida en los años 60 en japón, tuvo una segunda versión en los 80 y una tercera en 2003. El protagonista era un robot con aspecto de niño que se llama Atom (en referencia a la bomba atómica). Tenía rayos X, cohetes en los pies y los brazos, oído supersónico y, como Pinocho, sentimientos. Estéticamente era, además, muy Disney, y la historia en sus comienzos se asemejaba bastante a la del propio Pinocho. Un niño de latón que quiere ser niño de verdad, creado por un científico para reponer la pérdida de su auténtico hijo. En 2009 se estrenó una película de animación norteamericana basada en el personaje y la historia original de Tekuza, pero eso sí, cambiándole el nombre de Atom por el de Toby. Mucho más soportable para la doble moral estadounidense.

Astro Boy de Osamu Tekuza
Astro Boy de Osamu Tekuza

¿Te gusta el anime? Lee nuestro post sobre Hayao Miyazaki

 

Comparte este post

Rocío Macho
Periodista multitarea. Me gusta la literatura, el arte y el diseño. A veces duermo, el resto del tiempo, escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *