Cómo crear un logo profesional desde el concepto hasta la propuesta

19/05/2020 · Post
crear logo profesional desde la entrevista hasta la presentación

Podríamos entender el diseño de identidad como una búsqueda de la esencia de la marca. Para lograr encontrar esa esencia debemos seguir una serie de pasos. Antes de ponernos a crear el logo o bocetar sobre el papel es importante que realicemos una primera fase de investigación y entrevista. En esta fase debemos escuchar, observar, aprender, reunir, entender, o incluso interpretar a la empresa. Sólo entonces, tras completar esta fase de investigación, podremos comenzar a bocetar potenciales logotipos.

En este artículo os explicamos con detalle todos las pautas que necesitaréis aprender para crear un logo profesional desde cero. Os recomendamos que leáis con calma y reflexionando lo presentado.


Índice de contenido:

  1. ¿Qué es un diseñador gráfico?
  2. Fase de investigación y entrevista para crear un logo
  3. ¿Para qué sirven los logotipos?
  4. ¿Logotipo o isotipo?
  5. Principios básicos para crear un logotipo
  6. Fase de bocetado
  7. Selección final y vectorización
  8. La tipografía y el color
  9. Presentación al cliente
  10. Cómo lidiar con un cliente problemático

Frase diseñar logotipo Debemos ser buenos pariendo ideas

1. ¿Qué es un diseñador gráfico?

Mucha gente piensa que un diseñador gráfico se limita exclusivamente a “poner todo más bonito”. No son conscientes de la cantidad de trabajo que conlleva o cuántas son las áreas que debe dominar un diseñador gráfico profesional para dar con ese “bonito resultado”. Un diseñador gráfico debe ser bueno en dibujo, visión espacial, composición, tipografía, software de imagen, etc., pero sobre todo un diseñador gráfico debe ser excelente pariendo ideas. Ideas para solucionar problemas. Ese es el pilar sobre el que se sustenta todo nuestro trabajo.

Un diseñador gráfico debe contar con buen gusto. Incluso podríamos definir al diseñador gráfico como el hombre renacentista de nuestro tiempo. Es importante que relacionemos siempre nuestro trabajo con el arte. Ayudaremos al cliente ofreciéndole una solución a su problema, pero a la hora de crear el logo debemos intentar que esa solución cuente con un valor artístico también.

Diseño del logotipo Unyon en iPad Pro
Logo creado por el estudio para el equipo de Unyon

Un diseñador gráfico no debe limitarse a pensar sólo cómo entregar una solución que le guste al cliente, sino cómo podemos dar con la mejor solución para este problema. No te preocupes, el cliente quedará contento igualmente al final. Cada cosa que diseñes debe de partir de su funcionalidad.

Recuerda, a la hora de ofrecer las soluciones a nuestros clientes no debemos dejar de lado nunca nuestro porfolio. Crear un porfolio profesional nos permitirá obtener más éxito en nuestro trabajo. Cada trabajo que realicemos para un cliente, puede ser condicionante para maximizar nuestra carrera. Deja que este pensamiento esté siempre presente mientras trabajas, para sacar lo mejor de ti en cada trabajo.

Frase parar diseñar logotipo Investigar nos ayudará a ser más objetivos

2. Fase de investigación y entrevista para crear un logo

Un diseñador gráfico ayuda a los demás a solucionar problemas. Para ello, deberemos establecer una relación cercana y de confianza con nuestro cliente. Necesitamos conseguir un punto de vista objetivo de las necesidades del cliente y de su contexto. Realizaremos una primera fase de investigación, una entrevista con el cliente e incluso una búsqueda de referencias para desarrollar un moodboard si ayuda particularmente en nuestro caso.

El moodboard es una parte fundamental del desarrollo para cualquier proyecto gráfico. Puedes recopilar referencias y material visual que te inspire para desarrollar tu proyecto. Incorpora sólo imágenes que te ayuden a cumplir con tu objetivo.

Pero, ¿de donde sacamos las imágenes de referencia? A la hora de incluir imágenes para nuestro moodboard, cualquier fuente es buena. Eso sí, no olvides que todo el mundo tiene al alcance los mismos resultados online que tendrás tú. No sólo debemos echar mano a nuestro querido Google, si podemos consultar viejas enciclopedias, revistas, libros u otros elementos editoriales, obtendremos resultados más únicos para nuestro recopilatorio. Realizar una parte del ejercicio offline nos ayudará a encontrar referencias más originales.

Mientras más información tengamos, más fácil nos resultará crear un logo que refleje lo que tenemos en la cabeza. Recopila todas las referencias en un mismo área para crear el moodboard. Puedes imprimir todas las referencias y pegarlas en la pared, o si como nosotros lo encuentras más práctico, puedes juntar todas las imágenes en un mismo documento. El moodboard te ayudará a obtener una visión más general de todas las imágenes y entender mejor, sus similitudes y coincidencias. Con ayuda del moodboard podremos ir conociendo algunos detalles que podría incluir nuestro logotipo.

Logo Crowdeasy en tarjeta de visita
Identidad de Crowdeasy desarrollada por el estudio

¿Cómo realizar la entrevista a nuestro cliente?

Antes de ponernos a crear el logo, intenta en la medida de lo posible reunirte físicamente con tu cliente. Si esto no te es posible realiza al menos una vídeo-llamada. Evita a los clientes que prefieren exclusivamente contacto por email.

Por aquí os dejamos algunas preguntas recomendadas para nuestros potenciales nuevos clientes. Nos ayudarán a conocer cómo interpretan la marca en su cabeza y a enfocar el problema desde un punto de vista objetivo.

  • Cuéntanos un poco sobre el logo actual, ¿cómo se concibió y qué connotaciones te expresa?
  • ¿Quién es la audiencia? ¿A quién se dirige este logotipo?
  • ¿Crees que este logotipo tiene reconocimiento entre tu audiencia? ¿Cuentas con clientes recurrentes?
  • ¿Cuál es el futuro para el proyecto? ¿Dónde os veis en 5, 10 o 20 años? ¿Tendréis los mismos productos o servicios?
  • ¿Quién es tu competencia? ¿Qué otros proyectos representan un riesgo para el vuestro?
  • Si no tuvieras un logotipo, ¿qué idea única, sentimiento o personalidad te gustaría transmitir en el logotipo? ¿Qué te gustaría que la gente viera o sintiera con tu nuevo logotipo? Debe ser un concepto o sentimiento sencillo.
  • ¿Alguna idea o preferencia sobre color?
  • ¿Hay algo que no haya preguntado sobre el logotipo, que te gustaría comentarme?
Logo Fholio en sello papel estampado
Logotipo creado para Fholio

¿Cómo distinguimos a un buen cliente?

Un buen cliente sabe reconocer que otros tienen mas experiencia en diseño o marketing. Un buen cliente sabe quién es y está abierto al cambio y a evolucionar. Un buen cliente está por la labor de seguir el proceso de diseño para crear el logo y a ayudar con tus dudas.

No siempre nos toparemos con el perfil de cliente idóneo. En muchas ocasiones nos cruzaremos con un cliente reacio al cambio o que se cree experto para crear su propio logo. Mas abajo os detallamos cómo podemos lidiar con un cliente más problemático.

Frase parar diseñar logotipo Un logo se concibe para identificar a la empresa

3. ¿Para qué sirven los logotipos?

Un logotipo no se concibe para promocionar el negocio. Es importante que distingamos entre promoción e identificación. Este es un error muy común, que repetirán varios clientes. Cuando pensamos en marcas como Apple, Cocacola o Nike, nos vienen a la cabeza campañas promocionales y mensajes de publicidad. Ninguna de estas promociones se encuentran en el diseño del logotipo.

Los logos tienen una misión exclusivamente identificativa, nunca promocional. Evitemos por tanto introducir descripciones de servicios o productos dentro del logotipo. Ayudaremos a crear el logo de una forma más sencilla y contribuiremos a que sea más memorable.

El objetivo de un logo es ayudar a las personas a recordarte, para bien y para mal.

Frase parar Crear Logo Medita el mejor acercamiento hacia la marca

4. A la hora de crear un logo: ¿Logotipo o isotipo?

Una vez hayamos podido aprender todo lo que esté en nuestra mano sobre el cliente, debemos meditar cuál será el mejor acercamiento hacia la marca. Para ello nos haremos una pregunta muy simple, ¿debemos crear un logotipo o nos ayudamos de un isotipo también?

Aquí os detallamos algo más de información sobre lo que es un logotipo, un isotipo y os incluimos también el concepto de imagotipo e isologo.

Un logotipo es una palabra escrita de forma memorable. Podemos definirlo como una marca denominativa. Un logotipo usa sólo tipografía o composiciones de palabras. Marcas como Coca-Cola o Google cuentan con un logotipo identificando su compañía.

Un isotipo es un símbolo que busca resaltar algún significado o concepto concreto. Hablamos de la parte más icónica de la representación gráfica de una marca. Gracias al tiempo y a la consistencia de uso, un isotipo puede posicionarte la marca en la cabeza con un solo vistazo. Funciona de forma independiente al texto o nombre de la empresa. Compañías como Nike, Apple o Shell hacen uso de un isotipo desde hace años.

Crear logo Tipos Logotipo isotipo imagotipo e isologo

Un imagotipo es el resultado de la unión del logotipo y el isotipo en perfecto equilibrio. Se trata de la representación gráfica de varias palabras junto a un símbolo. La parte tipográfica está claramente separada de la parte más icónica y ambas conviven en armonía. Un ejemplo de imagotipo sería el usado por compañías como Amazon o Santander.

Un isologo es el resultado de la unión del logo y el isotipo de forma que las dos partes que lo componen son indivisibles. No funcionan por separado. La parte textual se encuentra integrada y actúa como símbolo también. Podemos hablar de logos como el de Burger King, Nasa o Pizza Hut.

Normalmente es aconsejable intentar prescindir del símbolo a menos que exista una necesidad de incluirlo. ¿Por qué? La razón es bastante sencilla. Un nuevo isotipo es un símbolo desconocido para la gente. Debe ser aprendido. Esto conlleva tiempo, dinero y recursos. Por otro lado, la gente se encuentra expuesta a una saturación de iconos y simbología constante. Esto les genera cierta resistencia a aprender algo nuevo.

Por otro lado, cuando un isotipo es asumido y aprendido correctamente por la sociedad, se convierte en un símbolo representativo de la marca que aúna mucha fuerza. Pensemos en marcas como Nike, Apple, Mercedes… imposible que no nos vengan sus representaciones gráficas a la cabeza.

Será necesario que estudiemos la viabilidad para usar o no símbolos en cada caso y con cada cliente. Por ejemplo, si el nombre de la empresa es muy largo, usar un símbolo nos ayudará a unificarlo y aumentar su impacto visual, como hace por ejemplo National Geographic. Si la palabra es corta quizás crear marca denominativa tiene más sentido, como han hecho por ejemplo Google o Fedex.

Debemos estudiar también dónde va a aplicarse el logotipo. Si con el símbolo contribuimos a aumentar la atención sobre el logo, podremos incluirlo con una razón de peso.

No olvidemos que la legibilidad es crucial. Cualquier cosa que escribamos en un logotipo, ya sea dentro de un símbolo o en una palabra, debe de ser legible. Estamos identificando una empresa o marca, la gente tiene que encontrar fácil su lectura desde el primer vistazo. La lectura de un logo no debe depender de interpretaciones o explicaciones.

Por otro lado, habría que prestar especial atención a la redundancia. Evitemos mostrar como símbolo algo que ya se lee en la palabra. A veces es más apropiado mostrar algo que complemente o ayude a connotar algo más positivo que mostrar lo obvio.

Frase parar Crear Logo The less you explain, the better the design

5. Principios básicos del diseño de logotipos

¿Qué características tiene un buen logo? Mucha gente cree que un buen logotipo “debe ser bonito”, que el logo debe decir mucho del sector de la empresa o de su actividad, o incluso que debería gustar a la primera… Todo se equivocan.

Para que un logotipo sea eficaz, debe cumplir con al menos 3 características.

I. El logo debe ser apropiado en forma y concepto.

Presta atención a que hemos usado la palabra “apropiado” y no expresivo. Un logo no puede decir mucho. ¿A qué nos referimos con apropiado? Hablamos de un rasgo de su personalidad, un sentimiento… Si por ejemplo hablamos de una marca ligada al deporte puede ser que su logo se muestre dinámico y fuerte. Si hablamos de una marca de moda que su logo nos transmita lujo o elegancia. Este punto es una de las tareas más complicadas de descifrar, porque ¿qué es exactamente apropiado?

Para que un logotipo sea apropiado debe de encajar dentro del carácter y personalidad de la empresa, y para dar con el logotipo apropiado debemos ayudarnos de la primera fase de observación y lectura.

Señal Logo Donuts Veganos
Logotipo creado por el estudio para una marca de donuts veganos

II. El logo debe de ser distintivo y memorable.

El logotipo debe contar con pregnancia. Una persona debe ser capaz de describírselo o bocetarlo en papel a otra tras verlo un par de veces. Por otro lado, cuando hablamos de distintivo nos referimos a que no sea genérico. Debe ser único en algún aspecto. Lo contrario a ordinario, con algo que nunca hayamos visto.

III. El logo debe ser siempre sencillo.

Aunque no lo parezca, esta es la característica más importante, ya que influye directamente sobre las demás. La forma no debe de contener ningún detalle superfluo o decorativo. Un logo no debe ser una ilustración, ni una fotografía. Hablamos de una marca simple. Es por ello que simplificar es la clave de nuestro trabajo. Debemos eliminar los elementos superfluos, detalles o decoraciones, y quedarnos exclusivamente con lo que es necesario para que el logotipo sea robusto, único y audaz. Este proceso nos ayudará a dar con un logotipo que podamos aplicar a una pequeña escala, como en tarjetas de visita o pegatinas personalizadas, hasta un cartel enorme sobre un edificio. La simplicidad garantiza que el logotipo será consistente allá donde aparezca.

En esta ocasión hemos resumido los principios básicos del diseño de logotipos en sólo 3 características de forma algo más generalizada. Pégale una lectura a las 7 características para diseñar un buen logo hoy en día si quieres ampliar algo más de información.

Frase parar Crear Logo Recuerda, la belleza está en el equilibrio

6. Fase de bocetado para crear un logo

Antes de comenzar a crear el logo con la fase de bocetado, debemos meditar y reflexionar todas las respuestas facilitadas por el cliente. Repasemos qué respuestas son realmente pertinentes de cara al diseño del logotipo y cuáles no. Absorbe toda la información. Trabaja, sintetiza y sé creativo con las respuestas para lograr aclarar una vía de paso hacia una solución al problema. Las preguntas sólo representan una base desde la que partir. Las conclusiones que saques te guiarán cuando nos pongamos a dibujar sobre un folio en blanco.

Una vez realizada la investigación, nuestra entrevista con el cliente y decidido el enfoque, podremos comenzar con el bocetado. Lo más sencillo es comenzar con una idea e ir simplificar los detalles superficiales después.

Pero, ¿cómo de especial podemos diseñar una marca a la par que mantenerla simple? ¿Como de simple puedo crear un logotipo sin que resulte genérico u ordinario? La belleza está en el equilibrio. Cada diseño es una solución para un problema. Buscamos que nuestro logo sea una respuesta a las necesidades del cliente. La diferencia entre un buen trabajo y otro excelente reside siempre en la búsqueda de algo que exceda la solución al problema. Buscamos calidad artística.

Crear Logotipo Pegatina Ordenador Vanacco
Logo creado para Vanacco.com

¿Cuál es el proceso a la hora de diseñar el símbolo? Primero piensa en todas las ideas que han surgido de las entrevistas. ¿Deberíamos partir de cero o de un punto actual? Si partimos de un punto actual, recuerda que todo se trata de simplificación. Si hacemos algo nuevo, el proceso de bocetado nos ayudará a realizar nuevas formas e ideas.

Tus bocetos deben equilibrarse entre dos ideas: la identificación de la empresa frente al resto y la simplicidad del mensaje. Cuando creas algo que respira al mismo tiempo simplicidad y armonía, no hay razón para cambiarlo. Este resultado conseguirá que el logotipo perdure más en el tiempo. Recuerda, intenta llevarlo a la solución más simple posible.

“Crear algo simple y a la vez distintivo es lo más complicado de conseguir con el diseño gráfico.”

Un buen logotipo es simple, apropiado y memorable. Debemos buscar un equilibrio acertado entre texto e iconografía, donde todo conviva con balance y armonía

Entiende que una forma puede expresarte sentimientos o connotaciones. Si creamos algo delgado y elegante, sabemos que puede ir condicionado a una marca de moda. Mientras que si creamos algo fuerte y ancho, sabemos que puede más ligado a una empresa financiera o de seguridad. Todo esto lo sabemos por los conceptos que nos connotan esas representaciones gráficas.

Antes de realizar la selección final de tus bocetos para crear el logo, puedes tomarte descanso sin ver las propuestas dibujadas. Vuelve a observarlas con detalle tras unos días. Estudia las formas y recuerda que debemos apostar por la simplificación. Este pequeño lapsus de tiempo, te ayudará a ver los bocetos con nuevos ojos y contribuirá a ir refinando el resultado.

Anímate a mostrar tu trabajo a gente que confíes de tu entorno. Eso sí, evita ir a lo fácil. No acudas a tus padres, tu marido o tu mujer. Plantéate compartirlo con personas que consideres que pueden tener opiniones útiles bajo este campo. Gracias a compartirlo puedes llegar a obtener un punto de vista nuevo, que quizás no te hayas planteado y que, tras meditar debidamente, incluyas en tu diseño.

Frase parar Crear Logo No dejes de lado el valor artístico

7. Selección final y vectorización

Una vez ya tengamos nuestros bocetos finales el siguiente paso para crear el logo será realizar una selección. Intentemos siempre ser objetivos y seleccionar los que consideremos que solucionan mejor el problema al cliente. Es muy probable que el cliente escoja un logotipo en función de su funcionalidad, pero es tú responsabilidad que esas soluciones cuenten también con un valor artístico. Incluye en tu selección final los bocetos donde estas dos características convivan.

“En la unión de funcionamiento y valor artístico es donde reside la mejor solución.”

Logo vinilo furgoneta roja Sportbox

No olvides trabajar bajo un sistema de software vectorial para dar forma a tu selección final y crear el logo. Evita utilizar programas como Adobe Photoshop u otras aplicaciones destinadas a bitmaps e imágenes rasterizadas. Un logotipo debe estar siempre diseñado como imagen vectorial.

A la hora de “vectorizar” nuestros bocetos, la regla número uno es colocar siempre los nodos vectoriales en los puntos extremos de las curvas. Sitúalos en la parte más exterior del trazo. Evita que las manijas de los vectores se crucen y procura que éstas vayan paralelas al trazo.

Copia y pega. Trabaja sobre versiones sin borrar las anteriores. Te salvará tiempo más adelante.

Lee más sobre imágenes vectoriales y rasterizadas aquí.

Frase parar Crear Logo Ten siempre presente el contexto

8. Tipografía y color

Una vez contemos con la selección final de símbolos definidos y vectorizados, ya podemos meter mano a la tipografía para crear el logo. Si decidimos partir de una tipografía ya realizada, y no diseñar una desde cero, podremos escoger básicamente entre dos grandes conjuntos de tipografía: Serif o Sans Serif.

Las tipografías Serif se determinan gracias a que algunos de sus caracteres contienen pies o pequeñas líneas asomando en sus bordes. Esta familia de tipografías se caracteriza por su facilidad de lectura y lucen de una forma más tradicional. Entre las Serif más populares podemos encontrar fuentes como la Times New Roman o la Palatino.

Las tipografías Sans Serif se determinan por la ausencia de pies en sus caracteres. Suelen ser tipografías limpias o geométricas y lucen de una forma más moderna. Entre las Sans Serif más populares podemos encontrar la Helvética o la Futura.

Existen varios factores que nos ayudarán a dar con la tipografía adecuada. No debemos dejar de lado el equilibrio para vigilar que el nombre escrito y el isotipo conviven en armonía.

Cartel innu identidad corporativa

El contexto donde vayamos a aplicar el logotipo será un condicionante también. Por ejemplo si el logotipo va a aplicarse sobre pequeñas superficies, quizá sería más apropiado que no escogiéramos una tipografía demasiado delgada. Observa siempre los caracteres del nombre. Estudia las letras complicadas que puedan darte problemas y plantea las posibles ligaduras de los caracteres repetidos.

Por último, a la hora de crear el logo no debemos dejar de lado todas las connotaciones que puedan transmitirnos los caracteres. Las minúsculas, como las formas curvas, contribuyen a presentar la marca algo más cercana y moderna. En cambio, las mayúsculas o las formas rectas perfilan la marca con un carácter más distante, pero también más robusto.

El color

Una vez elaborada la fase de bocetado y escogida la tipografía a utilizar, podremos comenzar a plantearnos cuál será el color más apropiado para el logotipo. Muchas personas tienden a expresar su propia experiencia o historia a través del color. Por eso es importante que intentemos ser objetivos y no tomemos las demandas del cliente como una obligación.

Cuando nos toque escoger el color para terminar de crear nuestro logo, debemos tener en cuenta algunos factores:

  • Los colores más usados por la competencia
    Intentaremos que en la medida de lo posible la elección del color nos siga ayudando a diferenciarnos del resto.
  • La psicología o significado de los colores
    Los colores pueden transmitir emociones y conceptos. No dejes de lado este punto para evitar que pueda jugar en tu contra más adelante.
  • Las preferencias del cliente
    Aunque como hemos adelantado no nos tomaremos las indicaciones como una obligación. Si creemos que otro color es más acertado para el cliente lo incluiremos en la propuesta.
  • El contexto
    Debemos contemplar todas las posibles aplicaciones reales del logo, ya que en muy pocas ocasiones éste se usará sobre fondo blanco. Vigilaremos que el contraste sea siempre el adecuado, contribuyendo con ello a una mejor legibilidad.

Frase parar Crear Logo Invierte tiempo en la presentación

9. Presentación al cliente

Aunque pueda no parecerlo inicialmente, este último paso es importante trabajarlo en profundidad. Muchas personas pueden crear un logo perfecto para tu cliente, pero conseguir que se entiendan es lo que diferencia un trabajo bueno de uno excelente. La presentación correcta de nuestras propuestas influirá directamente en la decisión de nuestro cliente.

Para que podáis asegurar la correcta presentación de vuestras propuestas, os dejamos una estructura a seguir que contribuirá a que vuestro cliente valore la propuesta desde un punto de vista más objetivo. Os recomendamos seguir la siguiente estructura:

  1. Una frase de advertencia
  2. Característica de un buen logotipo
  3. Situación actual de la identidad de tu cliente
  4. Objetivo y estrategia
  5. Aplicaciones

I. Una frase de advertencia

Nos gusta comenzar la presentación con una frase simple a modo de introducción. La frase busca que el cliente deje lejos de la presentación cualquier tipo de opinión subjetiva.

“Un buen logotipo no puede resumirse en lo que a uno le gusta o no le gusta. Un buen logotipo se resume en lo que funciona.”

II. Características de un buen logotipo

Tras mostrar la advertencia, recomendamos mostrar una nueva diapositiva con un breve resumen de lo que caracteriza a un buen logotipo. Puedes listar y mostrar las 7 características de un modo breve y fácil. Evita atracar al cliente con largos textos y definiciones en este punto.

III. Situación actual de la identidad de tu cliente

Presentar al cliente cómo se encuentra su identidad en el momento de la presentación te ayudará a definir el problema, las carencias de su logo y lo que se necesita solucionar. Pon en evidencia la mala gestión de identidad. Si el nombre está escrito en varias tipografías, si los colores que no concuerdan, si existen malas aplicaciones, si el logo actual es ilegible en formatos pequeños, etc. Con este apartado buscamos que puedan experimentar los problemas reales y las limitaciones de su logotipo.

IV. Objetivo y estrategia

Vuelve a dejar claro el objetivo a conseguir con esta propuesta y la estrategia que se ha seguido para dar con la solución. Cuenta cómo has abordado el problema para crear el logo. Puedes establecer matices de personalidad para que el cliente entienda lo que vas a exponer en la presentación. Refleja cómo debería de ser el logotipo final a nivel de carácter y personalidad, a qué audiencia buscamos impactar, etc.

Mostraremos al cliente que todo lo que exponemos en la presentación no es arbitrario, sino algo meditado y trabajado. Todo forma parte de la estrategia en la que hemos trabajado.

Es en este punto cuando el cliente estará listo para mostrarle tus propuestas. Con suerte habremos contribuido a crear en su cabeza un escenario más crítico y objetivo.

V. Las aplicaciones

Para que tanto nosotros como los clientes podamos juzgar la efectividad de nuestras propuestas de diseño, necesitaremos ver los logotipos en contexto. Conseguiremos esto gracias a las aplicaciones. Con cada cliente las aplicaciones pueden variar. Si hablamos de un cliente financiero habrá que aplicar el logo sobre carteles, una app, quizás papelería, cartas, etc. Si hablamos de una tienda, quizás un letrero en la puerta, una etiqueta de precio, etc.

Es importante que cada una de las propuestas de diseño presentadas, se muestre siempre bajo el mismo tipo de aplicaciones, para otorgar las mismas oportunidades a todos los logotipos presentados. Incluiremos aplicaciones que muestren la versatilidad de nuestros diseños. Cómo son reproducibles en distintos formatos de impresión o materiales. Es la oportunidad para justificar que el logotipo funciona. Prueba a ponerlo en blanco, negro, en tamaños diferentes o sobre diferentes aplicaciones y fondos.

Al mismo tiempo, este ejercicio nos resultará muy práctico a nosotros. Nos ayudará a estudiar las posibles limitaciones que pueda tener alguna de nuestras propuestas y a corregir los errores con los que nos topemos.

Frase parar diseñar logotipo A veces, un resultado excelente no lo es todo

10. Cómo lidiar con un cliente problemático

Debemos valorar la posibilidad de que por mucho que entreguemos un trabajo excelente, el cliente no lo entienda o no se logre abstraer de sus opiniones subjetivas.

Esta situación pasa con más frecuencia de la que nos gustaría y puede ocurrir básicamente por dos motivos:

I. La sencillez del logotipo

A algunas personas les puede resultar complicado comprender que una solución tan simple puede requerir de un proceso extenso de horas de trabajo hasta toparse con ella. Otras no concebirán que una forma simple sea la mejor solución para ellos y buscarán añadir más detalle, más color, más forma, etc., dificultando la pregnancia, la legibilidad o la funcionalidad del logotipo.

II. La familiaridad y falta de empatía

Los logos funcionan precisamente por familiaridad con la empresa. Si le preguntas a alguien que te cite un ejemplo de buen logotipo, seguramente te responderán con marcas como Nike, Apple o Cocacola. Jamás citarán una empresa que tenga un buen diseño de logo pero con la que no se encuentren familiarizados o con la que no tengan afinidad. Esto se debe a que resulta complicado separar el concepto de empresa de lo que pensamos del logo. Para conseguir esta familiaridad entre empresa y logotipo el tiempo influye de una forma decisiva. No es un proceso que se consiga de la noche a la mañana.

En algunas situaciones nos toparemos con clientes que demanden que tu propuesta gráfica les transmita emociones o sentimientos. Como se trata de una representación gráfica nueva, desligada hasta ahora de la empresa, el nuevo logo nunca tendrá la capacidad de transmitir emoción alguna a nuestros clientes.

No te asustes, existen formas de enseñar a tu cliente cuál es el camino correcto a tomar, para que pueda entender que las propuestas presentadas son una solución más acertada para su problema.

A. Adelántate lo posible a este escenario.

Reflexiona sobre la actitud en la que presentas tu trabajo. Tú eres el experto. Ten confianza. No tengas miedo de mostrar tu punto de vista. Debes estar ahí, para llevar a tu cliente de la mano en todo momento. Debes enseñarle porque todo lo presentado es sencillo, las razones por las que has optado por ese camino y tu estrategia a seguir. De esta forma evitaremos dudas sobre el enfoque de las propuestas.

B. Muestra los caminos que han tomado otras marcas de renombre.

Enséñale cómo han evolucionado los diseños de logotipos y cómo la sencillez está cada vez más presente en la identidad. Este método permitirá al cliente apartar su subjetividad a un lado e intentar observar más razonadamente la progresión natural de algo. Muéstrale como la progresión de un logotipo con el tiempo siempre pasa de algo más ilustrativo y detallado, a algo más icónico y simple, más simbólico.

La razones son varias, desde que esos símbolos pueden llegar a ser más registrables, como que un símbolo simple produce más pregnancia. Se vuelve más memorable. Por tanto, tanto desde la perspectiva de la propiedad de una marca, como de su funcionalidad, crear un logo más simple e icónico funciona mejor. Además una versión más icónica, también perdura más en el tiempo, por lo que también puede haber una razón económica.

Al mostrarles cómo otras marcas de renombre han operado, y que el uso de logos simbólicos prima más en el tiempo, conseguiremos hacer reflexionar al cliente.

C. Analiza e intenta comprender el caso particular de tu cliente.

Si al cliente no le convence tu diseño, deja de lado tus emociones. Muéstrale porqué la idea que planteas es la mejor solución para ellos. Ayuda racionalmente a tu cliente a pensar y a llegar a la misma solución. Intenta hablar de forma que te comprenda, e incluso a demostrar más de lo que ya has demostrado hasta ahora.

Existen formas particulares de ayudar a cada cliente. Analiza la situación de cada empresa, y cómo puedes compartir el enfoque para que se interprete de forma correcta. Muestra al cliente con ejemplos y aplicaciones, porque un logo no debe de ser descriptivo ni contener detalle, y cómo otras empresas hacen uso de otros recursos como fotografías, marketing o publicidad para lanzar ese mensaje. Recuérdale que el logo esta destinado a identificar a la empresa, no a promocionarla.

No te rindas. Si tienes convicción de lo que necesita el cliente y cómo puedes ayudarle, lucha por ello. Hazlo siempre desde el ámbito del respeto. Enfócalo de una forma inteligente y con sentido. La resistencia puede venir de un apego emocional hacia su anterior logotipo. Deja de lado las emociones e intenta pensar de una forma razonada para conseguir que entiendan los motivos reales del cambio.

Si estas buscando un estudio de diseño para desarrollar la identidad o el logotipo de tu empresa, nosotros podemos ayudarte.

Puedes consultar nuestro apartado de servicios gráficos donde os detallamos todas las áreas con las que contamos con más de 10 años de experiencia.

Ponte en contacto con nosotros y solicita tu presupuesto.

Jaime P. Llasera

Soy Ingeniero informático, diseñador gráfico y desde hace más de 10 años ayudo a otras empresas a trabajar en su identidad corporativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *