Moodboard: qué es y cómo crear uno para tu marca

17/05/2021 · Post
Moodboard

Para poder explicarte lo que es un moodboard, primero debemos de contextualizar el proyecto de diseño gráfico. Dar con la identidad visual perfecta para tu proyecto no es tarea fácil. Necesitamos encontrar un estilo visual que identifique a la empresa y la diferencie de la competencia y esa es una de las partes más complejas del branding. Contar con un estilo visual único es lo que diferencia a una marca profesional de una amateur.

Crear un moodboard es un paso muy importante a la hora de diseñar la identidad visual para una marca. Necesitamos comprender bien para qué sirve esta herramienta y cómo también te puede ayudar a evaluar mejor el trabajo del diseñador gráfico que te esté ayudando con el proceso de diseño del branding.

Yo te recomiendo que le dediques tiempo a este proceso y que tengas siempre presente la estrategia de la marca. Hazte siempre esta pregunta, ¿qué conceptos o sensaciones estás buscando evocar?

En este artículo te voy a explicar cómo hacer un moodboard para que contribuya al proceso de construcción de tu marca de forma positiva.


Índice de contenido


¿Qué es un moodboard?

El término moodboard es la unión de dos conceptos en inglés: mood (ánimo) y board (tablero).

Un moodboard es básicamente una recopilación de diferentes elementos visuales. Una colección personal de ideas y conceptos. Gracias a ellos, construimos un tablero a modo de collage, buscando encontrar nuestro propio look & feel. Este tablero nos ayudará a definir el estilo visual que tendrá posteriormente nuestro proyecto.

Desarrollar un moodboard es una técnica muy útil y puede acabar siendo una herramienta clave en el proceso de nacimiento de una marca. En este artículo en concreto, estoy detallando un recopilatorio para un proceso de branding, pero un moodboard puede ser de mucha utilidad para otros procesos ligados con el diseño, como decoración, fotografía, etc.

Para que puedas comprender un poco mejor en qué consiste esto del moodboard, este recopilatorio puede estar formado por elementos como los siguientes:

  • Imágenes y fotografías
  • Ilustraciones
  • Texturas
  • Colores
  • Tipografías
  • Frases
  • Objetos

Podremos incluir cualquier otro elementos visual que pueda reproducirse sobre una imagen. ¡Realmente cualquier cosa vale! El único requisito indispensable para poder incluir algo a nuestro moodboard es que aquello debe inspirarnos. Debe estar alineado con los valores que queremos transmitir con nuestra marca.

Piensa que los moodboards no sirven únicamente para crear marcas. También pueden usarse para “transmitir” el estilo y look&feel a seguir para un colaborador. Por ejemplo, si contratamos un diseñador gráfico freelance además de enviarle el manual de identidad también podremos enviarle el moodboard para que pueda empaparse de nuestras referencias visuales. Con estas dos herramientas el diseñador gráfico contará con todo lo necesario para desarrollar piezas siguiendo la identidad visual, el estilo y el tono de comunicación de la marca.

Moodboard tablero de ideas sobre la pared
Ejemplo de moodboard desarrollado sobre la pared, a modo de tablón de ideas

El paso previo a crear uno

Antes de que nos pongamos a revisar Internet en busca y captura de imágenes, métete esta idea en la cabeza. El moodboard no es el primer paso. Antes necesitamos tener claro el tipo de marca que queremos conseguir, aunque sea sólo una vaga idea. Deberemos haber definido la misión y valores que queremos transmitir, además del público objetivo al que vamos a dirigirnos.

Entonces, ¿qué función tiene el moodboard en el proceso de creación de una marca?

Su principal papel es proporcionarte inspiración y enfoque. El moodboard es el paso anterior al proceso del diseño de identidad visual, donde se desarrollará el logo, se escogerá una paleta de colores corporativos, una tipografía, etc. El moodboard marcará las pautas para la posterior fase de diseño.

Así que recuerda, antes de ponerte a buscar imágenes bonitas a lo loco, tómate un momento y reflexiona.

Piensa en tu marca.

Ventajas de usar un moodboard

Desarrollar un moodboard cuenta con muchas ventajas que no siempre son muy claras. Voy a enumerar todas las que me vienen a la cabeza para que puedas darle la importancia que se merece esta herramienta de diseño gráfico.

1. Ayuda a establecer las bases para la futura identidad visual

Esta herramienta te servirá a modo de guía, para coordinar no sólo tu trabajo sino también las acciones del resto del equipo.

Cuando comenzamos a trabajar en la identidad visual de un proyecto, la personalidad es lo primero que debemos intentar definir.

¿Cómo queremos que nuestra audiencia perciba la marca?

Como muchos de los conceptos suelen ser abstractos o intangibles, el moodboard nos puede ayudar a representarlos más próximamente a la idea final. Esta herramienta nos ayudará a traducir estos conceptos abstractos a elementos visuales.

2. Ameniza el proceso de investigación

Casi todos los proyectos grandes de diseño gráfico, requieren de un proceso de investigación previo. Se analiza el sector, la competencia… pero sobre todo a tu audiencia. Estos procesos de investigación pueden ser algo tediosos y aburridos, especialmente si somos de mancharnos las manos. Pero un moodboard nos guía en el camino creativo a seguir, tanto si trabajamos de forma individual como en equipo.

3. El moodboard se coordina con el manual de identidad

Una vez desarrollada toda a identidad visual del proyecto, el moodboard sigue contando con utilidad. Pasará a ser una herramienta complementaria del manual de identidad, para cuando necesitemos trasladar a colaboradores o nuevos empleados el estilo visual de nuestro proyecto.

Herramientas para crear moodboards

¿De dónde sacamos las imágenes para nuestro moodboard?

Realmente cualquier fuente es buena. Eso sí, si te estás planteando buscar imágenes sólo en Internet, lo que quizás sí deberías de valorar es que todo el mundo cuenta con el mismo acceso a la red de redes. Así que todo el mundo contará con los mismos resultados online que vas a obtener tú.

Por lo tanto, yo te recomendaría que además de visitar Internet, y a nuestro queridísimo Google, te animases a consultar viejas revistas, enciclopedias, libros y otros elementos editoriales impresos. Si procedemos de esta manera, es más seguro que obtengamos imágenes más auténticas para nuestro recopilatorio.

Recuerda, puedes incluir cualquier cosa que te ayude a crear la inspiración de los elementos visuales del proyecto.

En cualquier caso, como al final Internet es lo que tenemos más a mano de todo, te dejo por aquí algunas herramientas online con las que puedes realizar moodboards de forma digital.

Adobe Spark

Adobe cuenta con una herramienta que nos permite crear moodboards digitales, añadiendo elementos, texto, filtros o efectos especiales, etc. Se trata de una aplicación web que dispone de una versión gratuita y otra de pago.

Pinterest

Ir añadiendo pines a tu tablón de Pinterest puede acabar funcionando también como un moodboard.

Niice

Niice es otra plataforma diseñada para la elaboración de moodboards, con versión gratuita y de pago. Nos permite crear hasta 5 tableros gratis.

Dropmark

Otra herramienta para crear moodboards que cuenta también con una versión gratuita.

Algunos consejos para crear un moodboard de éxito

Y por último, me gustaría dejarte también algunas sugerencias a tomar en cuenta, para cuando necesites seleccionar elementos e imágenes para tu moodboard. Son simples consejos, pero si los tienes en cuenta es más probable que consigas desarrollar un recopilatorio más original e interesante.

Usa imágenes sugerentes o evocadoras en tu moodboard

Ya lo dice el proverbio: una imagen vale más que mil palabras. Asegúrate de escoger imágenes que te evoquen sensaciones y conceptos en línea con el discurso detrás de la marca.

Piensa fuera de la caja (no seas muy literal)

En ocasiones podemos obsesionarnos con una idea o un estilo visual en concreto, y no valorar otras opciones que quizás podrían funcionar mejor. Antes de decantarte por incluirlo al recopilatorio, rompe con la monotonía e intenta valorar un escenario más completo.

Atrévete a mezclar en tu moodboard

Lo monótono es aburrido, ¡en la variedad está la diversión! Eso sí, mezcla los elementos con coherencia y armonía.

Busca coherencia con la historia argumental

Recuerda, con la identidad visual de una marca buscamos evocar una serie de conceptos o sensaciones, que nos ayuden a resaltar nuestra historia. Deberán apoyarnos a la hora de comunicar la misión, visión y valores de la empresa.

Espero que hayas encontrado el artículo de utilidad y que te animes a crear un moodboard para tu próximo proyecto de diseño gráfico.

Jaime P. Llasera

Soy Ingeniero informático, diseñador gráfico y desde hace más de 13 años ayudo a otras empresas a trabajar en su identidad corporativa.
YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *