Portfolio: Qué es y algunos consejos para diseñadores

16/04/2021 · Post
Portfolio diseño gráfico ordenador vintage

¿Puedo hacer mi portfolio directamente desde Instagram? ¿Qué tipo de trabajos debo subir? En el artículo de hoy me gustaría ayudaros a responder estas y otras preguntas que os puedan surgir. Para cualquier diseñador gráfico o profesional digital, cada vez resulta más imprescindible contar con un portfolio online.

Ya van unos cuantos artículos donde remarco la importancia de diferenciarse. Una imagen vale más que mil palabras. Como diseñadores gráficos nuestro trabajo es visual, por lo que necesitamos mostrárselo al mundo. Un portfolio online bien actualizado y completo cuenta con muchas ventajas. La más importante es que nos permite conseguir una buena primera impresión. Presentar nuestros anteriores trabajos a los clientes, nos permite mostrar de lo que somos capaces y el valor que podemos aportar. Hablamos de una herramienta práctica y necesaria.

A la hora de crear un portfolio es importante que intentemos siempre mostrar nuestra mejor imagen, y a ser posible, la más efectiva. Necesitamos mostrar el trabajo que mejor nos defina a nosotros y de lo que somos capaces en el menor tiempo posible.

En este artículo os voy a contar al detalle qué es exactamente un portfolio, cómo puede apoyar a tu marca personal y te voy a dar algunos consejos o trucos para puedas impresionar a tus clientes con el tuyo.


Índice de contenido

  1. ¿Qué es un portfolio?
  2. El portfolio y tu marca personal
  3. ¿Qué trabajos debe contener mi portfolio?
  4. ¿Dónde debo crear un portfolio online?
  5. Herramientas para crear un portfolio web
  6. Consejos para elaborar un buen portfolio

¿Qué es un portfolio?

La palabra portfolio, porfolio o portafolio proviene del francés portefeuille. Un portfolio es un catálogo físico o digital (página web) desde donde un diseñador gráfico presenta trabajos anteriores de manera organizada y accesible. Se realiza para que potenciales clientes o colaboradores puedan valorar en un primer vistazo las tareas que puede desempeñar el diseñador, buscando persuadirles para la contratación de sus servicios.

A diferencia del curriculum vitae, un portfolio muestra el trabajo realizado, siendo el formato digital o página web el más extendido.

La marca personal y tu portfolio

Cualquier diseñador gráfico debe apostar por crear y definir su propia marca personal, especialmente si eres un diseñador freelance. Un portfolio es una herramienta más que podemos usar para reflejar nuestra marca personal.

Para lograr definirla bien, puedes realizar un ejercicio muy positivo que consiste en hacerte una serie de preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué valor puedes aportar como profesional?
  • ¿Qué te diferencia del resto de diseñadores?
  • ¿Cuál es tu misión y valor como profesional gráfico?
  • ¿Cómo se relaciona tu marca personal con tu personalidad?
  • ¿Cómo puedes expresar todo en una marca personal o logotipo?

Yo os aconsejo que una vez nos decantemos por un nombre en concreto para nuestra marca personal, procedamos después a comprar un dominio web. Esta simple inversión de sólo 10€ al año es un gesto muy sencillo, pero contribuye enormemente a separar a los profesionales de los aficionados. Al hablar de marca personal es muy importante que invirtamos en unos mínimos. Compra un dominio, preferiblemente con extensión .com (o el dominio oficial de tu país) y créate una cuenta de correo bajo ese nuevo dominio. Este sería el primer paso para dar una buena impresión.

No olvides también redactar una buena biografía. Una breve descripción contando a los visitantes quién eres, en qué áreas de diseño gráfico te has especializado y qué hay detrás de cada trabajo. La “bio” o descripción es otra estupenda oportunidad para reforzar tu marca personal. No la redactes rápido. Reflexiona qué quieres contar sobre ti. Medítala con calma y ayúdate de las preguntas anteriores.

¿Qué trabajos debe contener mi portfolio?

Tu portfolio debe incluir tus mejores trabajos como diseñador gráfico. Un error de principiante es querer incluir todos los trabajos que has realizado hasta la fecha. Si aún eres un diseñador gráfico con poco recorrido, es posible que no tengas mucho que mostrar. Un ejercicio estupendo es elaborar trabajos de diseño gráfico para empresas de amigos, familiares o incluso para empresas ficticias.

También puedes diseñar creatividades para empresas más conocidas. Quizás alguna con la que tu trabajo denote algo de afinidad. Tan solo asegúrate de dejar bien claro en el portfolio que se trata de una propuesta o de un ejercicio y que no ha existido una relación comercial directa con esa marca. Así evitarás que el espectador o futuro cliente se sienta engañado. Sé directo y claro.

Si además estás buscando conseguir más clientes a través del tráfico orgánico que te puede reportar Google, quizás puedes valorar también incluir algo de SEO en tu portfolio online. Averigua las palabras clave que busca tu público objetivo y no olvides incluirlas en tu página. Para conseguir las palabras clave puedes hacer uso de alguna herramienta online. Te ayudarán a identificar cuáles son las palabras más utilizadas que podrías incluir en tu biografía o en la descripción de cada trabajo de tu portfolio. Algunas palabras clave que podrías incluir si es tu caso serían por ejemplo: “diseñador de logos”, “identidad visual” o “diseñador gráfico Madrid”.

¿Dónde crear un portfolio online?

Ahora que ya tienes más claro quién eres como diseñador gráfico y qué tipos de trabajos debes incluir en tu portfolio, te puedes llegar a preguntar ¿cómo lo hago? Debemos presentar nuestro trabajo buscando conseguir el máximo impacto posible. Para ello necesitamos encontrar la plataforma que más nos ayude a lograrlo.

Las opciones más conocidas para elaborar portfolios online de diseño gráfico serían las siguientes.

I. Una página web propia

La opción más recomendable para desarrollar un portfolio online de diseño gráfico sería crear tu propia página web. Haz uso del dominio que hemos adquirido como marca personal al principio de este artículo. Sólo tendrás que contratar un hosting.

Alojar tu portfolio en tu propia página web cuenta con muchas ventajas. Otorga una imagen muy profesional y puedes adaptarla a tus necesidades con bastante facilidad. Eso sí, vigila que el diseño sea limpio, que subes imágenes de buena calidad, que la web sea responsiva (escalable para escritorio y para móvil) y que no se ralentice demasiado su carga. Si la página web donde tienes alojado tu portfolio tarda mucho en cargar es más que probable que los visitantes abandonen el sitio antes de que puedan conocer tu trabajo.

Una de las partes más positivas de alojar tu portfolio en una página web propia es que podemos añadir un blog para generar contenido. Así conseguimos favorecer el tráfico orgánico (el tráfico procedente de buscadores como Google). A los motores de búsqueda les encanta el contenido actualizado, así que es una herramienta estupenda para mejorar el posicionamiento web.

Dribbble Behance Portfolio Logo
Dribbble y Behance, dos de las plataformas más conocidas para subir tu portfolio

II. Páginas de terceros

Existen unas cuantas plataformas de terceros donde podemos subir nuestro portfolio gratis y compartir nuestro trabajo con el resto de usuarios. Ahora mismo me vienen a la cabeza Behance, Dribbble o Domestika.

La gran ventaja que ofrecen este tipo de plataformas es la comunidad. Son plataformas que han sido desarrolladas para diseñadores gráficos u otros freelance. No sólo te ayudan a dar visibilidad a tu trabajo sino que además podrás generar nuevos contactos y acceder a las ofertas de empleo publicadas.

Los pocos inconvenientes con los que cuentan los sitios de terceros cuando necesitamos subir nuestro portfolio es que apenas podrás cambiar o modificar la estética de tu página. No suelen dar muchas opciones de personalización.

Si me preguntases a mi, te diría que creo que este tipo de plataformas, como las redes sociales, contribuyen muy bien a dar visibilidad a tu trabajo. Además, nos ayudan a establecer nuevos contactos, pero a la hora de la verdad yo siempre apostaría por una web propia.

III. Redes Sociales

Las redes sociales, como los sitios de terceros, pueden otorgar a nuestro trabajo de mucha visibilidad. No recomendaría utilizarlas como fuente principal.

Dentro de una red social tu trabajo debe competir con el resto de impactos a los que se expone el visitante. Creo que las redes son una solución estupenda para compartir pequeñas muestras de tu trabajo. Nos pueden ayudar también a conseguir tráfico directo y comenzar a generar una pequeña comunidad de seguidores. Tampoco creo que deban contener el portfolio al completo. Anima a tus seguidores a visitar tu web o portfolio online para conocer más a fondo tu trabajo.

Herramientas para crear un portfolio web

Si tras leer el apartado anterior, has decidido seguir mi consejo y te decantas por desarrollar tu portfolio en una página web personal, aquí te dejo algunas herramientas para realizarlo de forma ágil y rápida.

  • WordPress: WordPress es el CMS más extendido para crear tu propia página web. Cuenta con muchas posibilidades. No todos los diseñadores gráficos tienen conocimiento online, pero gracias a los themes y los plugins te resultará fácil desenvolverte si cuentas con un poco de experiencia. Eso sí, necesitarás contratar un servidor web o hosting donde alojar todo.
  • Adobe: Adobe, tras la compra de Behance, quiere ponerse las pilas y nos sigue haciendo la vida más fácil. Si estás registrado y cuentas con tu propio ID de Adobe, puedes crear y subir tu trabajo desde Adobe Portfolio. Cuenta con varias plantillas con diseño limpio y responsivo.
  • Cargo Collective: Cargo es algo más que una herramienta para poder subir tu portfolio. Hablamos de una gran comunidad de diseñadores y artistas. Cuenta con muchas y muy diferentes plantillas e incluso podemos llegar a modificar los CSS si lo necesitamos en algún momento. Si buscas un portfolio gratis la versión gratuita de Cargo te permite subir hasta 12 proyectos y un máximo de 100MB. Eso sí, para unirte se requiere de una invitación.
  • Indexhibit: Si estás buscando crear un portfolio simple y además controlas algo de CSS igual Indexhibit es para ti. Muy conocido entre diseñadores gráficos. Se trata de otro CMS que puedes descargar e instalar en tu propio servidor web.
  • Squarespace: Seguro que te suena de algún contenido patrocinado en YouTube. Squarespace se creó hace unos años y ofrece unas plantillas bastante cuidadas. Es digno de que le eches un vistazo.
  • Carbonmade: Una de las plataformas más jóvenes. En Carbonmade podremos subir nuestro trabajo, pero si no abonamos un plan de pago, contaremos también con limitaciones.

Consejos para elaborar un buen portfolio

Recuerda que es importante apostar por diferenciarnos en todo momento y seleccionar el material que más cuente sobre nosotros en el menor tiempo posible.

En este apartado te dejo además algunos consejos para que puedas elaborar tu portfolio online mejor.

A. Dedícale tiempo

Deja de procrastinar.

Aprovecha las jornadas de trabajo en las que cuentes con menos encargos. Ve dedicándole tiempo siempre que puedas. Tu portfolio es un proyecto más. Ponte siempre en el punto de vista del cliente y valora qué te gustaría ver.

B. Define a tu cliente ideal

Como tu portfolio es un proyecto más, es importante que definamos bien la audiencia a la que queremos dirigirlo.

¿Quién nos gustaría que llegase a verlo? ¿Qué queremos conseguir? ¿Buscamos trabajo fijo o preferimos trabajar como freelance?

Establece tu público objetivo y asegúrate de redactar todo hacia ese tipo de perfil.

C. Cuenta algo sobre ti

Tu principal objetivo es conseguir clientes, pero no somos máquinas ni inteligencias artificiales. Cuéntanos algo sobre quién está detrás de todo el trabajo. Intenta ser cercano y generar empatía.

¡Ah! Y por favor, no te olvides de incluir tus datos de contacto.

D. Medita y selecciona tu trabajo

Recuerda, vale más la calidad que la cantidad. Siempre será más apropiado que seamos selectivos con nuestro trabajo e incluyamos sólo los que nos representen mejor.

E. Opta por la facilidad

Intenta no complicarte mucho para conseguir un portfolio que luzca profesional. Apuesta por la practicidad. Debe ser fácil de actualizar y de evolucionar.


Recuerda, a la hora de realizar trabajos para un cliente, no dejes de lado nunca tu portfolio. Crear un portfolio bien acabado y profesional nos va a permitir obtener más éxito como diseñadores gráficos. Cada trabajo que realicemos puede ser condicionante para conseguir otro nuevo. Deja que este pensamiento esté siempre presente para sacar siempre lo mejor de ti en cada proyecto.

Ya sabes, ponte las pilas y mantén siempre tu portfolio actualizado.

Jaime P. Llasera

Soy Ingeniero informático, diseñador gráfico y desde hace más de 13 años ayudo a otras empresas a trabajar en su identidad corporativa.
YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *