Gatotonto: “Cada viaje que hago deja un rastro en lo que pinto”

30/06/2020 · Post
Ilustración edificio abandonado Gatotonto Jorge Tabanera Redondo

Jorge Tabanera es segoviano de nacimiento, pero también se considera un “gato” porque Madrid le cambió la vida, de ahí su apodo Gatotonto. Le gusta observar a los humanos, viajar, perseguir sombras, pintar y dibujar. 

Jorge no considera que esté cerrado a ninguna técnica, aunque se decanta por la acuarela. Su abuelo, que era librero, le enseñó cuando era niño. Asegura que todavía conserva alguna de sus cajas de acuarela.

Las ilustraciones de Gatotonto cuentan historias de ciudades y las personas que las habitan. Ciudades construidas con los fragmentos de arquitectura que recoge en sus cuadernos, durante los viajes que realiza. No pinta ningún lugar en concreto y todos a la vez. Ciudades que se enfrentan a las inclemencias de su propia visión del futuro. Unos días llueve y otros lleva sin llover más de un año. El cambio climático es algo que no se puede quitar de la cabeza y eso se refleja en lo que hace. 

Sus ciudades están vacías, pero no abandonadas. Sus habitantes se esconden para que la gente que las observa pueda imaginarse dentro de ellas recorriendo sus calles, subiendo a sus torres o mirando a través de las ventanas de sus dormitorios. Sus habitantes se adaptan a lo que sea con tal de no dejar sus casas. Echan raíces, y cuanto más profundas, más les cuesta abandonarlas. Casa son los recuerdos.

Ilustración de Gatotonto (Jorge Tabanera Redondo)

¿Qué cosas te inspiran a la hora de dibujar?

El futuro al que nos enfrentamos. Vivimos en una época de cambio social y necesito hablar de ello a través de lo que pinto. Me inspiran tanto las historias de personas que deciden abandonar su tierra para juntarse unas sobre otras dentro de una ciudad, como las historias de las personas que huyen de las ciudades para vivir alejadas de todo, resistiendo como pueden. Imaginarme viviendo esas historias me inspira para pintar los espacios que hay en mis ilustraciones. La forma de la casa es una consecuencia de sus vidas y su relación con el entorno.

También me inspira la luz y como cae sobre los edificios. Me puedo quedar colgado mirando como la primera luz del día sólo ilumina un trozo de fachada, amarillo y cálido,  mientras el resto está todavía del color azul frío del amanecer. Para mí esos momentos son un espectáculo que me despierta las ganas de pintar.

Y por supuesto me inspira muchísimo viajar. Es mi forma de descubrir vidas de otros humanos como yo que viven en climas, paisajes y realidades diferentes a la mía. Cada viaje que hago deja un rastro en lo que pinto. Desde el tipo de tejado, la luz, los carteles o los árboles.

Procreate iPad Pro Dibujo Jorge Tabanera Redondo Gatotonto
Dibujo realizado con Procreate por Gatotonto (Jorge Tabanera Redondo)

¿Cuáles dirías que son las influencias de Gatotonto? ¿Y sus artistas fetiche?

Mi primera gran influencia es mi familia, que siempre me ha animado a dibujar desde que era pequeño. Siempre lo han potenciado. Soy una consecuencia del ambiente que he visto en mi casa. Desde la música hasta el trabajo manual más pequeño, me han transmitido el respeto y la admiración que hay que sentir por algo tan extraordinario como es el arte y las cosas auténticas. También me han transmitido el valor que tiene el esfuerzo y la dedicación a una tarea tan simple como juntar líneas y manchas para crear imágenes.

Después de mi familia, mi otra gran influencia es la lectura. Soy un producto de lo que he leído. Los cómics de SuperHumor y la colección de los Jóvenes Castores me despertaron las ganas de dibujarlo todo. De los autores actuales me quedaría con Paco Roca por su dibujo, su forma de narrar y los temas que trata.

En cuanto a mis artistas fetiche, me sucede como con la música. Igual que no puedo decirte una sola canción, no podría decirte un solo artista. Pero si solo pudiese quedarme con uno sería Edward Hopper. No me canso de admirar sus cuadros. Entender la luz como un personaje más de sus escenas es algo que me ha marcado mucho.

¿Cuándo decidiste que te dedicarías a ser ilustrador? ¿era tu profesión soñada de niño?

Decidí ser ilustrador hace 10 años. De niño no sabía que dibujar podía ser un trabajo. Lo hacía porque me divertía. Entonces quería ser biólogo, cuidar animales.

Cuéntanos un poco acerca de tu trabajo, ¿cómo es tu aproximación al cliente?

Con los clientes me gusta trabajar de forma sincera. Casi todos mis trabajos ajenos a mis proyectos personales han sido para marcas y creo que mi experiencia en agencias de publicidad me ayuda a entender para qué quieren mis ilustraciones. Lo más difícil es entender bien el encargo. A veces los briefs son poco concretos y todo el tiempo que le dedicas a enfocar bien el trabajo, te ahorra muchos cambios innecesarios y te permite llegar a la fase de ejecución con más seguridad. Los bocetos son fundamentales y ayudan, pero no te salvan de tener que hacer cambios. Para manejarlo mejor, en estos casos intento elegir una técnica que me permita ser flexible a la hora de hacer los ajustes que quieran los clientes.

Ilustración de Gatotonto (Jorge Tabanera Redondo)

Como estudio de diseño especializado en productos de papel, nos interesa conocer especialmente ¿qué parte de tu trabajo como ilustrador realizas en papel y cuál en digital? ¿cómo es el desarrollo del proceso creativo en el caso de Gatotonto?

Ahora mismo la mayor parte de mi trabajo se desarrolla sobre papel. Mis técnicas favoritas son las acuarelas, el gouache y la tinta china en cualquiera de sus formatos. Me encanta probar con distintos soportes de papel, comprar cuadernos de diferentes papeles, probar bolis, plumas y pinceles. De hecho, a veces me fabrico mis propios cuadernos. Trabajar en papel me permite hacerlo casi en cualquier lugar, viajando, en el metro, en un café, etc. No depende ni de cargadores, ni de la luz y sobre todo de que no te quieran robar un cacharro que cuesta más de mil pavos.

Aunque el papel me apasiona, también me encanta el entorno digital. Siempre he trabajado con Photoshop, pero desde que apareció Procreate, la verdad es que estoy entregado a este programa, porque me permite poder usarlo en cualquier sitio en mi iPad. La movilidad ya no es un problema. Me gusta poder ponerme a pintar en cualquier sitio de casa o en uno de esos interminables trayectos de tren de Madrid a Galicia.

Para trabajar con clientes el proceso que me resulta más cómodo es realizar toda la fase de bocetos, dibujo y entintado sobre papel. Es donde me encuentro más libre a la hora de dibujar y me encanta escanear y conservar la textura de la línea que me da tanto el papel como el pincel que uso. A continuación, a bordo el color en digital en la mayoría de los casos, porque si hay cambios o ajustes es mucho más cómodo que si lo haces con una técnica tradicional.

Ilustración de Gatotonto para el proyecto “40 días 40 valientes”

¿Recuerdas cuál fue el primer encargo “en serio” como profesional a Gatotonto?

Sí. Le hice la portada de un disco a un pianista y no me pagó. Creo que es un mal que sufren muchas personas que se dedican a esto.

¿Crees que en nuestro país se valora los suficiente el trabajo de los diseñadores e ilustradores?

Claramente no. No hay más que preguntar a la gente. Somos un país de deportistas, restaurantes y poco más. Me sorprende muchísimo y no llego a entender que en un mundo en el que se consume más diseño, ilustración y animación que nunca, no se apueste por potenciar eso ni en la educación, la industria o los medios. El primer síntoma de todo esto es que las asignaturas relacionadas con nuestro mundo son consideradas “menores”. Si una niña saca buena nota en dibujo, nadie le da valor. Y de esos polvos, estos lodos.

El pasado noviembre de 2019 la cuenta oficial de Procreate citó a Gatotonto como artista destacado, ¿qué supuso para tu trabajo ese reconocimiento?

Sobre todo mucha visibilidad en redes sociales. Desde entonces he hablado con mucha gente que no conocía y me ha animado más a usar la herramienta para integrarla completamente en mi proceso creativo. Ahora mismo para mí, Procreate es una caja de pinturas más.

Ilustración de Gatotonto (Jorge Tabanera Redondo)
Ilustración de Gatotonto (Jorge Tabanera Redondo)

¿Crees que es una utopía tratar de vivir de tu arte?

Es bonito tener una utopía por la que trabajar todos los días. Pero sí, en España es difícil vivir de la ilustración si quieres tener cierta estabilidad. Ser autónomo es un videojuego de los difíciles.

Cuéntanos el trabajo del que más orgulloso te sientes a día de hoy.

Me cuesta mucho elegir, la verdad. Para una marca quizás destacaría un mapa ilustrado de Madrid que hice para Mahou. Aunque era un proyecto digital para crear un perfil de Instagram, decidí hacerlo completamente con acuarela. Tuve que hacer muchos bocetos, pruebas y sobre todo encajar algunos de los sitios más significativos de la ciudad en un formato alargadísimo que no favorecía nada. Pero disfruté mucho. Al final hice una ilustración de más de un 1,2m de largo para luego meterla en la pantallita de un móvil.

Pero lo que más orgullo me sigue produciendo es cuando alguien acude a una exposición o a una feria a ver tu trabajo y te dice que le gustaría tener esa ilustración en su casa para verla todos los días porque le transmite algo. Una vez, una mujer me compró un original y me dijo que “le producía tristeza como las canciones que te pones cuando estás triste pero que al final te hacen sentir bien”. Creo que esos son los mejores sentimientos que puedo llegar a tener con mi trabajo. En mi trabajo personal pongo mucho de lo que siento y cuando conecta con la gente, me emociona mucho.

¿Cómo suele estructurarse tu jornada normal de trabajo?

Compagino mi profesión de ilustrador como Gatotonto con el trabajo de director creativo así que después del trabajo, pinto hasta que se me cae la cabeza sobre el papel.

Cuando no tengo que ir a trabajar madrugo todo lo que puedo, me pongo la radio y mi música y trabajo hasta que me entra hambre. Después siesta. Creo que los descansos son muy productivos. Te aclaran las ideas.

Me gusta volver a sentarme por la noche y trasnochar todo lo que puedo. Suerte que no necesito muchas horas de sueño.

Ilustración de Jorge Tabanera Redondo

Ilustración de Gatotonto (Jorge Tabanera Redondo)
Ilustración de Gatotonto (Jorge Tabanera Redondo)

¿Qué otros proyectos tiene en marcha ahora mismo Gatotonto?

Un libro propio. Llevo tiempo escribiendo y dibujando una historia sobre un viajero que se encuentra consigo mismo. Estoy disfrutando muchísimo dibujando la película que tengo en mi cabeza, pensando los planos y las páginas. Espero poder presentarlo a alguna editorial este año.

Además, con todo lo que ha ocurrido por la pandemia se me han quedado por el camino dos exposiciones que había preparado durante más de un año. Ahora toca encontrar algún sitio nuevo donde exponer ya que se han cancelado muchas ferias y eventos que va a ser difícil que encuentren fechas para celebrarse este año.

Miau.

Jaime P. Llasera

Soy Ingeniero informático, diseñador gráfico y desde hace más de 13 años ayudo a otras empresas a trabajar en su identidad corporativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *