Ecommerce: El mejor consejo que te pueden dar para mejorar las ventas

27/03/2020 · Post

En pleno 2020, ¿qué negocio no vende online? La penetración de Internet en España está por las nubes y los consumidores estamos más que habituados a comprar en línea. El ecommerce se instauró para quedarse. Seguro que te habrán comentado que el éxito de una ecommerce reside en obtener tráfico de calidad, o lo que es lo mismo, tráfico interesado en tu producto o servicio. Razón no les falta, pero existe otro factor al que todas las empresas, y especialmente las pymes o negocios de pequeño tamaño, deben prestar especial atención. Estamos hablando de la experiencia de compra.

Podemos denominar como experiencia de compra ecommerce a todo el proceso que abarca la compra de un bien o servicio de una tienda online, comenzando desde la llegada de un email a tu bandeja de entrada o desde el anuncio en las rrss hasta que se hace efectiva la entrega de la compra al usuario.

Imagen de "Pedido Realizado" como ejemplo de Experiencia de compra Ecommerce
Imagen desarrollada para la página de confirmación de pedido de Imborrable

Una de las razones por las cuales un cliente reincide en una compra a través de Internet es porque recuerda haber tenido una sensación positiva a lo largo de todo el proceso de compra asociado a un producto o un servicio. Para poder lograr que la experiencia de nuestros consumidores sea todo un éxito y aumentar nuestras compras recurrentes es importante prestar atención a los siguientes pasos:

1. La navegación de todo el proceso de compra

Debe ser intuitiva, ágil y rápida. No basta con contar con unos servidores veloces o una web preparada para todo tipo de plataformas. El usuario debe de ser capaz de encontrar fácilmente su camino hasta el pago. Evita frustrarlo demasiado con constantes recomendaciones de compra o eternizando el proceso.

2. La comunicación con el cliente

Debe de ser siempre clara y empática. Esta puede ser una gran ventaja de las empresas pequeñas frente a las grandes. Las grandes empresas usan siempre un tono frío y distante. El cliente valorará si usas un tono cálido y directo, dando a la comunicación un toque más personal y dedicado, que un perfil automático o lejano.

3. El poder de la imagen

Trabaja visualmente todas las pantallas o etapas por las que pase el cliente hasta llegar al proceso de compra. Consigue que sean atractivas, emotivas u originales.  ¡Que no se diga que no te lo curras!

4. Trabaja el contenido

El SEO es clave para el éxito de cualquier sitio web, pero últimamente nos hemos especializado tanto en perfeccionarlo que a veces podemos llegar a desatender el contenido y “el contenido es el Rey”. Facilita a tus clientes contenido de calidad, asociado con tu producto o servicio y además de ayudar al posicionamiento orgánico de tu sitio web, también favorecerás a posicionar tu proyecto en la cabeza de los clientes. Tu negocio les vendrá a la memoria con más facilidad al asociarlo indirectamente a los temas relacionados sobre los que escribes.

5. La entrega

La entrega óptima de producto no debería de dilatarse más de 48/72h. Ésta será la última oportunidad que tendréis de sorprender al cliente con un último detalle y garantizar que se queda con una experiencia positiva asociada a vuestro proyecto. Es una oportunidad que no debería de desaprovecharse, porque además ¡lo tenéis muy fácil! Por ejemplo, puedes integrar en todos los pedidos alguna chuchería divertida. Si además esos dulces son algo típico de la infancia de tu audiencia objetivo, matarás dos pájaros de un tiro, por que les impactarás de forma nostálgica. O quizás puedes integrar en los pedidos una pieza de merchandising que sea práctico y útil para tus clientes, que ayude a fidelizarlos con tu marca y aumente la visibilidad de tu empresa. Próximamente os explicaremos por qué los memos o nuestros cuadernos de bolsillo personalizados, son una opción perfecta como regalo a clientes para todas las compras de ecommerce.

Además, todas las compras que realizamos online para nosotros mismos, pueden ser entendidas también como algo parecido a un autoregalo. Desde Imborrable os aconsejamos que intentéis siempre por un lado sorprender al cliente y por otro contribuir a que se lo pase bien durante todo el proceso de compra, y para ello, todo detalle cuenta.

Jaime P. Llasera

Soy Ingeniero informático, diseñador gráfico y desde hace más de 10 años ayudo a otras empresas a trabajar en su identidad corporativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *