Serigrafía o impresión permeográfica: qué es y cómo funciona

31/07/2020 · Post
Sistemas impresión digital Serigrafía Mano con escobilla tinta

La serigrafía es uno de los sistema de impresión más utilizados actualmente y cuenta con aplicaciones muy variadas. Este tipo de impresión se usa para estampar textiles (como nuestras camisetas ilustradas) e imprimir en todo tipo de materiales (como el papel, plástico, cristal, madera, caucho, etc.). Incluso se llega a utilizar para cartelería de gran formato.

La técnica se puede realizar de forma manual en pequeñas producciones o con ayuda de máquinas de impresión plana y rotativas, para producciones en serie. A estas prensas automáticas de serigrafía se les denomina en muchas ocasiones “pulpos”.

Mano con escobilla y pintura en Serigrafía o Impresión Permeográfica

¿Cómo funciona la serigrafía?

La serigrafía o impresión permeográfica es una técnica de impresión que transfiere tinta o pintura a través de un marco de metal o madera con una malla tensada de nailon. La malla deja pasar la tinta solamente por las partes que se corresponden con la imagen. El paso de la tinta se bloquea mediante una emulsión serigráfica. Como esta emulsión se endurece al revelarse, se usa esa reacción química para grabar la imagen sobre la malla. Como la emulsión es sensible a la luz, se suele requerir de una mesa de luz para conseguir que se endurezca.

Para grabar la imagen con la emulsión serigráfica sobre la malla ésta debe encontrarse en formato positivo (tinta negra al 100%). La imagen en positivo bloqueará la luz en el área donde no queremos que se endurezca la emulsión, dejando pasar la tinta por esta zona más adelante. Por eso este tipo de impresión sólo puede conseguir tintas planas. No se puede lograr con serigrafía composiciones de color complejas, sombreados o degradados.

Los marcos con malla pueden lavarse y reutilizarse para una nueva emulsión serigráfica. Para conseguir que la tinta se distribuya uniformemente por toda la malla se hace uso de una escobilla o rasqueta de goma.

Gracias a la técnica de la serigrafía podemos crear impresiones de alta calidad y muy duraderas (incluso en textiles). Eso sí, la impresión por serigrafía en textil sí requiere de un proceso de secado después de aplicar cada tinta. Debemos secar la impresión con al menos 180º para evitar que las tintas se mezclen entre sí y garantizar que éstas se mantienen tras los lavados.

Mockup Camiseta Ilustrada Serigrafía Lawerta
Mockup de camiseta impresa por Serigrafía. Ilustración de Lawerta.
Marcos de mallas de Nylon utilizados en la Impresión Permeográfica o Serigrafía
Marcos con mallas de nailon utilizados en la Impresión Permeográfica o Serigrafía

Ventajas y desventajas de la impresión permeográfica

1. Tiene como resultado colores muy intensos

La serigrafía utiliza tinta o pintura de forma directa que sólo es filtrada por la malla. No se realizan mezclas para conseguir los colores deseados, por lo que los colores de las tintas suelen ser muy vivos. Además, la cantidad de tinta que pasa hacia la superficie a imprimir suele ser mayor que en otros sistemas de impresión, como la impresión offset o la impresión digital.

2. Se trata de un tipo de impresión muy sencillo.

Tan sólo necesitamos contar con nuestra malla tratada previamente, pintura, una escobilla y una superficie plana sobre la que podamos trabajar. Se puede realizar de forma manual o a máquina.

3. No contamos con limitaciones en las tintas.

Podemos utilizar todo tipo de diferentes colores e incluso tintas especiales, como las tintas fluorescentes o las tintas metálicas.

4. Es un sistema de impresión muy económico.

La serigrafía es ideal para pequeñas tiradas, que podremos repetir en cualquier momento una vez tengamos ya nuestro marco con malla realizado.

5. La velocidad de producción no es muy rápida.

El número de impresiones por hora que se puede conseguir, incluso con las prensas automáticas, está muy lejos de otros sistemas de impresión.

6. No cuenta con una precisión muy alta.

Como cada color de la imagen debe de tratarse con una malla diferente, es más que probable que al colocar las diferentes mallas sobre la superficie, siempre haya algunos milímetros de diferencia entre dos mismas impresiones.

7. El proceso de secado es algo lento.

Como la serigrafía cuenta con más volumen de tinta el proceso de secado puede resultar algo más dilatado que otros sistemas de impresión.

Escobilla para empujar la tinta en la impresión permeográfica
Escobilla o rasqueta de madera utilizada en la Serigrafía o Impresión Permeográfica

Jaime P. Llasera

Soy Ingeniero informático, diseñador gráfico y desde hace más de 10 años ayudo a otras empresas a trabajar en su identidad corporativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *