Tipografías monoespaciadas: el orden sobre todos los caracteres

29/05/2021 · Post
Tipografías Monoespaciadas Lenguajes de Programación

En lo que se refiere a fuentes tipográficas, las tipografías monoespaciadas son bastante poco conocidas. Aún así, es más que probable que hayas utilizado una en algún momento sin saberlo. Avanza un poco y entenderás por qué.

Las tipografías monoespaciadas cuentan con un antecedente muy claro: las máquinas de escribir. ¿Recuerdas cómo funcionaban? Cada vez que pulsábamos las teclas para imprimir una letra, el carro o rodillo avanzaba siempre la misma distancia. Sin importar qué carácter hayamos pulsado.

La tipografía usada en la mayor parte de las máquinas de escribir no era otra que Courier, una tipografía Slab Serif (mecánica o egipcia) que además también era una tipografía monoespaciada.

La fuente tipográfica Courier fue diseñada por Howard Kettler en 1955 y lanzada al mercado al año siguiente, pero al poco tiempo se convirtió en una fuente tipográfica bastante popular. Esto debió de favorecer que acabase dentro de las máquinas de escribir. Todos sus caracteres contaban con el mismo espacio en horizontal, lo que permitía escribir con las máquinas de forma fluida.

Vamos a conocer un poco más a fondo a las tipografías monoespaciadas.


Índice de contenido


Tipografías Monoespaciadas

¿Qué es una tipografía monoespaciada?

Lo primero que debes saber es que una tipografía monoespaciada cuenta con el mismo espacio para todos sus caracteres. Esto es lo que define el auténtico carácter de una tipografía monoespaciada. Además los caracteres cuentan también con el mismo ancho.

Pero, ¿qué significa entonces el término “monoespaciado”? Mono (uno) y espaciado (acción de espaciar). Monoespaciado, se traduce por tanto en “un mismo espacio para todos”.

Pero las monoespaciadas forman sólo una pequeña parte del total de tipografías. La mayor parte de las tipografías siempre acaban espaciando sus caracteres de forma “proporcional” o variable. Además, sus caracteres pueden variar en ancho, como ocurre con la tipografía que estás leyendo ahora mismo en este artículo. Piensa en el espacio que puede ocupar la letra “i” a diferencia de la letra “M”. A estas tipografías se les denomina como tipografías proporcionales o de anchura variable, donde como acabamos de ver, los caracteres pueden contener diferentes anchos.

Aunque las tipografías monoespaciadas puedan resultar idóneas para ciertos casos son las tipografías proporcionales las que dominan el terreno, sobre todo porque nos otorgan una mayor fluidez en la lectura.

Como anécdota, que sepas que en 1944 la compañía IBM llegó a introducir al mercado una máquina de escribir que podía llegar a utilizar tipografías proporcionales o no monoespaciadas. No tuvieron mucha suerte y parece que la máquina nunca llegó a prosperar demasiado.

Tipografía Monoespaciada Operator diseñada por H&Co
Tipografía Monoespaciada Operator diseñada por Hoefler & Co

Las tipografías monoespaciadas y la informática

Gracias a su uniformidad de espacio, a las formas limpias de sus caracteres y a las serifas horizontales, con las monoespaciadas se reconoce ópticamente con más precisión cada carácter del texto, aunque la fluidez de la lectura baje.

Esto favoreció a que las tipografías monoespaciadas se incluyesen en los lenguajes de programación, donde una errata en el texto podía arruinar una secuencia entera de código, y por tanto, en la primera etapa de la informática. ¡Yo mismo he programado en COBOL usando tipografías monoespacidas! Gracias a las monoespaciadas tus ojos podían escanear todo el texto para localizar posibles errores en el código. Además, como el espacio es uniforme para todos los caracteres, siempre contaremos con el mismo número de caracteres por línea.

A día de hoy, las tipografías monoespaciadas siguen siendo las tipografías más usadas por los programadores.

Aunque hoy en día puedas contener una gran variedad de tipografías dentro de tu ordenador, no siempre fue así. Las fuentes monoespacidas se utilizaron también en las primeras computadoras, porque éstas contaban con una capacidad gráfica algo limitada. Las pantallas de los ordenadores y el hardware se desarrollaron de forma que el texto debía introducirse por cuadrículas, donde cada una de ellas podía configurarse para mostrar un carácter. También solía ser bastante común que se limitase a una sola fuente por consola.

En cuanto a su relación con el diseño gráfico, si usamos alguna mecánica o egipcia parecida a la Courier, es probable que otorguen a tu diseño un cierto aire retro, o quizás cinematográfico (si eres un amante del cine seguro que has leído un guión alguna vez).

¿Cuándo usar las tipografías monoespaciadas?

Como te acabo de explicar, las tipografías monoespaciadas cuentan con una finalidad determinada. Es cierto que no han sido tipografías idóneas para utilizarse como parte del branding o de la identidad visual de una marca, al menos hasta hace poco.

En los últimos años, son varios los estudios tipográficos que se están animando a diseñar tipografías monoespaciadas desde cero por el orden que transmiten. Hasta hemos podido ver fuentes monoespaciadas impresas sobre branding de producto y packagings.

Ya debes saber que la principal diferencia con la que cuentan las tipografías monoespaciadas es el ancho de sus caracteres. Esto otorga a la tipografía de algunas ventajas, pero también desventajas. Su uniformidad de espacio puede afectar a la legibilidad de los textos. Los caracteres contarán con demasiado espacio a su alrededor, por lo que nos costará algo más leer el texto con soltura. Por eso, yo no las recomendaría para párrafos o textos largos.

Pero sí pueden llegar a ser de utilidad con otros usos, como por ejemplo cuando necesitamos utilizar caracteres numéricos. El ancho fijo de los caracteres favorece la comparación entre cifras y que la edición de cantidades numéricas sea mucho más rápida. También son idóneas para textos en formato físico que necesiten leerse por algún tipo de software OCR. Piensa por ejemplo en un contrato o en un cheque bancario.

Personalmente a mí estas tipografías me gustan bastante por la sensación de orden que evocan. Y no, no todas las tipografías monoespaciadas cuentan con esas formas mecánicas al estilo de las máquinas de escribir. Abajo podrás encontrar algunos ejemplos que rompen la regla y comprobar cómo algunas monoespaciadas pueden lucir muy bien.

Algunas tipografías monoespaciadas a conocer

Roboto Mono

Una fuente tipográfica monoespaciada que pertenece a la familia tipográfica Roboto. Al igual que otras fuentes de la misma familia, Roboto Mono se ha diseñado para facilitar la lectura del texto en pantallas. Se han rediseñado algunas formas para adaptar mejor a esta conocida fuente de Google Fonts a las limitaciones de un entorno monoespaciado.

Space Mono

Space Mono es una tipografía de ancho fijo y carácter posmoderno desarrollada por la prestigiosa fundición británica Colophon para Google Design. Space Mono cuenta con una combinación de rasgos geométricos y grotescos que hacen de ésta una tipografía bastante original. Si tenemos en cuenta la lectura no es una tipografía recomendable para grandes extensiones de texto, ya que se desarrolló inicialmente para titulares y pantallas.

Cartograph CF Monoespaciada
Tipografía Monoespaciada Cartograph CF

Cartograf CF

Cartograf es una ¡auténtica familia tipográfica monoespaciada! Dispone de 16 estilos diferentes de fuentes, todas con espacios uniformes.

Operator Mono tipografía diseñada por H&Co
Tipografía Monoespaciada Operator Mono diseñada por Hoefler & Co

Operator Mono

Hoefler & Co, una fundición tipográfica de norteamércia, nos sorprendió a todos al principios de 2016 con la tipografía monoespaciada Operator. La gran ventaja de esta tipografía es que Hoefler & Co eliminó el ancho fijo y permitió que los caracteres pudieran adoptar proporciones más naturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *