5 pasos a seguir a la hora de crear logos para clientes

01/06/2021 · Post
crear logo profesional desde la entrevista hasta la presentación

Para muchos diseñadores gráficos diseñar o crear logos e identidades visuales para empresas puede resultar algo abrumador, pero ¡que nada te intimide! Diseñar un logo para una empresa o proyecto es de lo más gratificante que puedes realizar si eres un diseñador gráfico.

Para lograrlo no puedes meterte de cabeza con el diseño del logo. Antes de comenzar con la fase de bocetado, necesitamos realizar una serie de pasos que nos ayudarán a estrechar las opciones y a centrar mucho más el tiro. Necesitamos abordar el diseño del logo desde un punto de vista más metódico.

En este artículo quiero explicaros con detalle 5 pasos que debemos seguir a la hora de crear logos. Creo que os ayudarán a tener en consideración todas las acciones a realizar.  Aquí no voy a hablar sobre las características con las que debería de contar el logo o tu solución a entregar. Tan sólo enumeraré y desarrollaré una serie de pasos a seguir que son clave a la hora de crear logos.

Si estás buscando conocer cuáles son las características con las que debe de contar un buen logo, cuento precisamente con un artículo donde lo desarrollo al detalle. Te animo a que le eches un vistazo cuando termines con este artículo: 7 características para diseñar un buen logo hoy en día.

Venga, vamos a meternos de lleno. Te recomiendo que lo leas con calma y reflexionando cada paso.


Índice de contenido


¿Qué es un logo y para qué sirve?

Antes de comentar los pasos a tomar para crear logos, creo que es interesante repasar qué es un logo y para qué sirve exactamente.

Un logo es una representación gráfica o simbólica de una marca, que tiene como misión identificar a la empresa, no promocionarla. Necesitamos distinguir entre promoción e identificación.

El objetivo de un logo es ayudar a las personas a recordarte, para bien o para mal. Distinguirte de la competencia. Un logo bien diseñado puede ser clave para impactar a la audiencia y atraer a potenciales clientes.

Antes de crear logos, ten en cuenta lo siguiente. Un logo debe ser simple, representativo y original. Con estas 3 características, favoreceremos que el logo sea además escalable, longevo, memorable y relevante para la audiencia.

Recuerda, los logos tienen una misión exclusivamente identificativa, nunca promocional. Evitemos por tanto introducir descripciones de servicios o productos dentro del logo que no aportan nada. Diseña el logo de forma sencilla y contribuirás a que sea más memorable.

Diseño del logotipo Unyon en iPad Pro
Logo creado por el estudio para el equipo de Unyon

5 pasos a seguir para crear logos correctamente

Ahora que ya he dejado claro qué es exactamente un logo y cuál es su principal función, podemos comenzar a enumerar los pasos a seguir para crear logos para nuestros clientes.

Cabría comentar, que estos 5 pasos no son exclusivamente pasos previos al proceso de diseño de un logo. Hablamos más bien de pasos complementarios.

Los pasos 1, 2 y 3 necesitaremos realizarnos antes del proceso de diseño, mientas que los dos últimos pondrán a examen las propuestas realizadas tras el tercer paso.

Vamos con ello.

1. Siéntate con el cliente (fase de entrevista)

Para crear logos es importante que arranquemos siempre con una primera fase de entrevista, donde nos sentaremos con el cliente para definir la marca y elaborar un briefing.

Los diseñadores gráficos ayudamos a nuestros clientes a encontrar la mejor solución para su problema. Para desempeñar mejor nuestra profesión es importante que establezcamos una relación cercana y de confianza con nuestro cliente.

En el primer paso para crear logos, una entrevista física es lo ideal, o al menos lo era hasta 2020. Si no os encontráis en la misma ciudad, o no cuentas con los medios para sentarte físicamente con tu cliente, también puedes optar por tener una videollamada.

En esta primera fase de entrevista necesitaremos escuchar, observar, aprender, reunir, entender, e incluso interpretar a la empresa a través de nuestro cliente. Necesitamos conseguir un punto de visto objetivo del contexto y de sus necesidades.

Reflexiona y valora qué es lo que hace a esa marca única. Una marca bien definida contribuirá a atraer a los potenciales clientes. A la hora de crear logos, el diseño del logo debe intentar coordinarse no sólo con los valores de la empresa, sino también con los valores que tengan en común con su audiencia.

En esta fase de entrevista es importante también que trabajemos con el cliente en un listado de conceptos o palabras clave que nos ayuden a describir la marca. Esta lista podremos usarla como punto de partida para un diseñar el logo.

Para terminar de cerrar el briefing y esa lista de palabras clave o conceptos representativos de la marca, os dejamos algunas preguntas recomendadas. Nos ayudarán a conocer cómo interpreta el cliente la marca en su cabeza, para enfocar el problema desde un punto de vista más objetivo.

  • Cuéntanos un poco sobre el logo actual, ¿cómo se concibió y qué connotaciones te expresa?
  • ¿Quién es la audiencia? ¿A quién se dirige este logotipo?
  • ¿Crees que este logotipo tiene reconocimiento entre tu audiencia? ¿Cuentas con clientes recurrentes?
  • ¿Cuál es el futuro para el proyecto? ¿Dónde os veis en 5, 10 o 20 años? ¿Tendréis los mismos productos o servicios?
  • ¿Quién es tu competencia? ¿Qué otros proyectos representan un riesgo para el vuestro?
  • Si no tuvieras un logo, ¿qué idea única, sentimiento o personalidad te gustaría transmitir? ¿Qué te gustaría que la gente viera o sintiera con tu nuevo logo? Debe ser un concepto o sentimiento sencillo.
  • ¿Alguna idea o preferencia sobre color?
  • ¿Hay algo que no haya preguntado sobre el logotipo, que te gustaría comentarme?

Al terminar con las preguntas, trabaja el listado palabras clave o conceptos que se busquen transmitir con el logo del cliente. Este listado de palabras clave nos ayudará mucho en el proceso de diseño del logo, dándonos pistas sobre qué formas, colores o tipografías podemos escoger para dar con el diseño de logo o solución más acertada. Gracias a este listado nos podremos ayudar de la psicología de la forma, la psicología del color o de la personalidad tipográfica.

2. Realiza una fase de investigación

En el momento de crear logos cuanta más información tengamos, más fácil nos resultará diseñar una solución que refleje lo que tenemos en la cabeza. Una vez que tengamos una mejor idea de la intención que hay detrás del diseño de logo, y de quién es la marca que hay detrás, ya podemos comenzar a recopilar algo de inspiración y verificar al mismo tiempo qué es lo que está haciendo la competencia.

Una buena forma de comenzar es valorando los logos de los competidores. ¿Cómo son? ¿Qué formato de logo utilizan más? ¿Hablamos de logotipos, isótopos, imagotipos o isologos? ¿Dónde y cómo aplican su identidad visual?

Si necesitamos crear logos, en esta fase de investigación podemos comenzar a crear un moodboard. El moodboard es una parte fundamental del desarrollo para cualquier proyecto gráfico. Puedes recopilar referencias y material visual que te inspire para diseñar tu proyecto. Eso sí, incorpora sólo imágenes que te ayuden a cumplir con tu objetivo. Recoge todo lo que te llame la atención. Piensa en otros logos, tipografías, paletas de colores, fotos gratis de stock, texturas, etc. Cualquier elementos visual que nos inspire y respalde la misión y valores que hemos dejado definidos bajo el primer paso.

Sólo entonces, tras completar esta fase de investigación, podremos comenzar a bocetar potenciales logotipos.

3. Escoge el formato más apropiado para crear el logo

Una vez hayamos podido aprender todo lo que esté en nuestra mano sobre el cliente, para crear logos debemos meditar cuál será el mejor acercamiento hacia la marca. Para ello nos haremos una pregunta muy simple.

¿Debemos crear un logotipo o nos ayudamos de un isotipo también?

Ahora, si no conoces los diferentes tipos de logo, te recomendaría que leyeses también el siguiente artículo para terminar de comprender lo que comento abajo: Logos: Qué son, qué tipos existen y cuál escojo para mi marca

tipos de logo logotipos isotipo imagotipo isologo

El acercamiento que hagamos a cada marca va a depender de varios factores y de cada caso en particular, pero normalmente es aconsejable intentar prescindir del símbolo a menos que exista una necesidad de incluirlo. ¿Por qué?

La razón es bastante sencilla. Un nuevo isotipo es un símbolo desconocido para la gente. Debe ser aprendido. Esto conlleva tiempo, dinero y recursos. Además, la gente se encuentra expuesta a una saturación de iconos y simbología constante. Esto les genera cierta resistencia a aprender algo nuevo.

Pero, por otro lado, cuando un isotipo es asumido y aprendido correctamente por la sociedad, se convierte en un símbolo representativo de la marca que puede aunar mucha fuerza de comunicación. Pensemos en marcas como Nike, Apple, Mercedes… es imposible que no nos vengan sus logos a la cabeza. Este sería un motivo de peso a favor del uso de un isotipo.

Así que va a ser necesario que estudiemos la viabilidad para usar o no símbolos en cada caso y con cada cliente. Por ejemplo, si el nombre de la empresa es muy largo, quizás hacer uso de un símbolo puede ayudarnos a unificar el texto del nombre y a aumentar su impacto visual. El primer ejemplo que me viene a la cabeza es el logo National Geographic.

Si con el símbolo contribuimos a aumentar la atención sobre el logo, podremos incluirlo con una razón de peso. En cambio, si la palabra es corta quizás crear marca denominativa tiene más sentido, como han hecho por ejemplo Google o Fedex.

Y antes de decantarnos por un logotipo, un isologo, un imagotipo o un isotipo, debemos estudiar también dónde va a aplicarse el logo. No olvidemos que la legibilidad es crucial. Cualquier cosa que escribamos en un logotipo, ya sea dentro de un símbolo o en una palabra, debe de ser legible. Estamos identificando una empresa o marca, la gente tiene que encontrar fácil su lectura desde el primer vistazo. Y recuerda, la lectura de un logo no debe depender de interpretaciones o explicaciones.

También necesitamos prestar especial atención a la redundancia. Evitemos mostrar como símbolo algo que ya se lee en la palabra. A veces es más apropiado mostrar algo que complemente o ayude a connotar algo más positivo que mostrar lo obvio.

Tras este tercer paso ya podríamos mancharnos las manos y comenzar con el proceso de diseño de logos.

Señal Logo Donuts Veganos
Logo creado para una repostería de donuts veganos

4. Pon la propuesta de logo a examen

Una vez ya contemos con una serie de propuestas de logos adaptados al contexto y escenario de nuestro cliente, podemos proceder con el paso número 4: ponemos a examen todas nuestras propuestas de logo.

Necesitamos valorar bien cuáles son los escenarios donde se va a aplicar el logo. Estudiar bien su legibilidad, adaptabilidad y representatividad. Una vez más nos vendrá bien recordar las 7 características con las que debe de contar un buen logo.

Si estamos convencidos de que nuestras soluciones son las correctas, podemos ponerlas a examen con ayuda de Mockups. Los mockups son fotomontajes realizados para programas de diseño. Los diseñadores gráficos hacemos uso de ellos para mostrar al cliente cómo quedarían los proyectos, en este caso las propuestas de logo.

Antes de presentar nada al cliente necesitamos garantizar que nuestras soluciones funcionan. No tengas miedo a descartar los primeros borradores si crees que no empatizan con lo que se busca comunicar. Vamos a necesitar valorar unas cuantas ideas hasta dar con la solución acertada.

Pregúntate siempre cómo percibiría un potencial cliente cada propuesta una vez la hayamos incluido bajo algunos mockups. Estos fotomontajes nos ayudarán a hacernos una mejor idea de si pueden o no funcionar.

Crear Logotipo Pegatina Ordenador Vanacco
Mockup o fotomontaje de una pegatina con el logo diseñado para Vanacco.com

5. Criba y selecciona tus logos favoritos

Una vez ya hayas puesto a examen todas tus propuestas es hora de seleccionar tus favoritos.

Intenta siempre ser objetivo y seleccionar las propuestas de logo que consideremos que solucionan mejor el problema al cliente.

Eso sí, valora bien el número de propuestas de logo a presentar a tu cliente. Si me consultas a mí, creo que más de 4 propuestas presentadas al mismo tiempo, sólo confundirá a tu cliente. Está demostrado que cuantas más opciones dispongan para seleccionar, la gente tardará más en decidirse.

Sé listo. Adelántate y criba tus propuestas. Selecciona y presenta tus favoritos, es decir, los que creas que mejor se adaptan como solución para tu cliente. No hablo de los que más te gusten, ya que aquí tu opinión personal no aportará nada. Sé siempre objetivo y ayúdate de los datos que has conseguido en los primeros pasos.

Es muy probable que el cliente escoja un logo por su funcionalidad, y eso está muy bien, pero es tu responsabilidad garantizar que esas soluciones cuentan también con un valor artístico. Por lo que intenta incluir en tu selección final los bocetos donde estas dos características convivan.

Logo Fholio en sello papel estampado

Espero que hayas encontrado útiles estos 5 pasos a tomar si necesitamos crear logos. ¿Crees que me he dejado alguno por el camino? Por favor, anímate a dejármelo en los comentarios.

Jaime P. Llasera

Soy Ingeniero informático, diseñador gráfico y desde hace más de 13 años ayudo a otras empresas a trabajar en su identidad corporativa.
YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *